Diferencias entre el Peugeot 208 y el Opel Corsa ¿Cuál es mejor?

El Peugeot 208 y el Opel Corsa son dos modelos utilitarios de segmento B que comparten muchas similitudes, pero ¿por qué? Opel y Peugeot forman parte del grupo PSA y por tanto sus modelos se desarrollan y producen de manera conjunta. Sin embargo entre estos dos pequeños coches también hay diferencias, por lo que hoy vamos a compararlos.

Comparativa Peugeot 208 vs. Opel Corsa

Evidentemente antes de empezar a hablar de las diferencias de estos coches tenemos que especificar su precio. El Peugeot 208 arranca desde los 15.550 euros y el Opel Corsa desde los 16.650 euros. Ambas cifras se pueden ver muy reducidas gracias a las ofertas de nuestros concesionarios oficiales, por lo que te recomendamos configurar con nosotros para ver qué precio final puedes obtener.

Opel Corsa: Ir al configurador          Peugeot 208: Ir al configurador

Dimensiones

Empezamos por uno de los apartados más objetivos de esta comparativa, el tamaño de nuestros dos protagonistas. Los coches de segmento B se denominan urbanos puesto que este es su hábitat natural. Son modelos diseñados para moverse con facilidad por el tráfico de las grandes ciudades y poder aprovechar todas las plazas de aparcamiento, por tanto son coches pequeños.

El Peugeot 208 alcanza los 4,05 metros de largo mientras que el Opel Corsa se estira imperceptiblemente hasta los 4,06 m. Lo mismo ocurre con el alto (1,43 m) y el ancho (1,75 m) que son prácticamente equivalentes en ambos modelos. La batalla, o distancia entre ejes, es de nuevo idéntica con 2,53 metros.

Esto ocurre porque la plataforma que ambos usan es la misma, se denomina CMP y puede montar motores térmicos y eléctricos con su correspondiente batería. Esta arquitectura es nueva dentro del grupo PSA y se ha desarrollado específicamente pensando en vehículos que puedan montar tanto motores eléctricos como térmicos, es el caso del Peugeot 208 y el Opel Corsa.

Diseño

Quizás este es el aspecto que más diferencia al Peugeot 208 y al Opel Corsa, pero es también el más subjetivo y difícil de analizar. Por tanto nos limitaremos a resaltar que una de las principales zonas de cambio está en el frontal, donde la firma lumínica cambia notablemente entre ambos modelos. Quizás la más original es la del Peugeot 208, ya que sus faros diurnos LED tienen una forma diferente que permite diferenciar fácilmente a este modelo.

Quizás el Opel Corsa es en general algo más redondeado, ya que huye de las aristas que sí podemos encontrar en el Peugeot 208. Ambos modelos cuentan con opciones de personalización en los acabados más altos que les permiten incorporar elementos como las pinturas bi-tono.

Motores

En el apartado mecánico encontramos de nuevo las mismas similitudes ya que ambos modelos ofrecen una gama de motores exactamente igual. Las tres opciones gasolina cuentan con tres cilindros y 1,2 litros de cubicaje, su denominación en Peugeot en PureTech mientras que en Opel sólo se nombran como G. Su potencia es de 75, 100 y 130 CV, el principal cambio es que en la menos potente no hay turbo.

El Peugeot 208 y el Opel corsa también ofrecen una única motorización diésel. Se trata de un motor 1.5 de cuatro cilindros con turbo que desarrolla una potencia de 100 CV, creemos que es la mecánica más recomendable para los conductores que tengan en mente realizar más de 15.000 kilómetros al año.

La opción eléctrica de ambos modelos es la más interesante (y también la más cara) para realizar trayectos urbanos, ya que al obtener la etiqueta CERO de la DGT tienen ciertas ventajas y acceso a las zonas de bajas emisiones.

Así es el nuevo Peugeot 208.

Estas versiones 100% eléctricas se denominan Peugeot e-208 y Opel Corsa-e. Ambas cuentan con una batería de 50 kWH de capacidad que homologa 330 Km de autonomía para el modelo alemán y 340 para el francés, una ligera diferencia que se puede justificar por peso o diferente coeficiente aerodinámico.

Interior

Es sin duda aquí, en el habitáculo, donde más diferencias encontraremos entre ambos modelos. El Peugeot 208 tiene una orientación claramente tecnológica, con una instrumentación digital que crea un efecto tridimensional y una pantalla de infoentretenimiento desde la que se controlan la mayoría de parámetros del coche.

El tono general del interior del Peugeoto 208 es sobrio pero funcional.

El Opel Corsa por su parte es algo más tradicional, ya que puede contar con un sistema de instrumentación analógico y reserva algunas funcionalidades a mandos físicos, como es el caso del sistema de climatización. Especialmente esto último nos parece un acierto del modelo alemán, ya que permite cambiar la temperatura sin apenas retirar la atención de la carretera.

Cuadro de instrumentos.

El maletero es el punto final de esta comparativa y de nuevo encontramos ligeras diferencias. Mientras el Peugeot 208 cubica 285 litros de capacidad el Opel Corsa se estira y llega a los 310 litros. Son cifras en ambos casos modestas que se ven superadas por algunos rivales directos como el Seat Ibiza.

Resulta realmente difícil elegir entre uno de estos dos coches, ya que ambos son prácticamente iguales y es posible que el único apartado que pueda decantar la balanza sea el más irracional y subjetivo, es decir, el diseño.