BLACK FRIDAY Desde el 11 al 29 de Noviembre

¿Qué consumo tiene un coche eléctrico? ¿Y el mantenimiento? ¿Qué ahorro ofrece?

Ventas de los coches de emisiones cero

Los coches eléctricos apenas tienen demanda a día de hoy en España. Del total de las ventas de turismos en nuestro país, que este año rondará el millón de unidades aproximadamente según las principales organizaciones del sector, apenas el 0,8% o, como máximo, el 1% pertenecerán a vehículos eléctricos.

Esto significa que estamos ante aproximadamente cerca de 10.000 u 11.000 vehículos eléctricos al año. Una cifra que, además, tiene otra particularidad más. Y no es otra que muchas de estas ventas pertenecen a empresas, flotas o compañías de compartir coche. Es decir, poco a particulares. Y por último, que estas ventas están muy focalizadas, ya que entre el 70% u el 80% se venden en Madrid y Barcelona.

¿Y por qué no se venden los eléctricos? Pues son muchos factores juntos. Uno de ellos es su elevado precio. Un coche eléctrico puede rondar los 30.000 o 35.000 euros de precio inicial, cuando la media de los coches que se venden en España ronda los 20.000 o 22.000 euros.

Y si a ello le sumas la menor autonomía y la falta de infraestructura, es más que comprensible que apenas se vendan eléctricos en España.

Ventajas del eléctrico: el consumo

Hasta aquí los inconvenientes. Pero también hay que reconocer que los eléctricos tienen ventajas. Y muchas. Hablamos de situaciones a favor como el consumo (de electricidad), el mantenimiento y el confort de marcha: la ausencia de ruido, etc. Analizamos cada uno de estos apartados.

Y comenzamos pues en este análisis con el consumo. De todos los coches que hemos probado hasta ahora podemos decir que el consumo se ha situado entre los 15 y los 25 kWh por cada 100 kilómetros recorridos.

Esta cifra, no obstante, varía mucho dependiendo de la climatología (a los coches eléctricos les sienta muy mal las condiciones adversas), del tipo de conducción (si abusamos del pedal del acelerador o somos más eficientes), de las circunstancias de la vía (si es conducción urbana, en autopista, etc) y del tipo de coche que es: un Hyundai Kona EV ronda los 15 kWh y un Audi e-Tron, está más cerca de los 25 kWh.

Por tanto, si tenemos en cuenta que a día de hoy el precio del kilowatio puede rondar los 20 céntimos de euro en horas punta y los 0,1 céntimos en horas valle, podemos señalar que recorrer 100 kilómetros con un eléctrico puede ir desde los 1,5 euros de un Hyundai Kona EV recargado en hora valle, hasta los 5 euros cada 100 kilómetros de un Audi e-Tron recargado en hora punta.

Ambas cifras, no obstante, son mucho más bajas que las de un coche eficiente, por ejemplo un compacto diésel, con un consumo de 5 litros cada 100 kilómetros y con un precio del combustible de 1,23 euros. Esto último nos da un coste por cada 100 kilómetros recorridos de 6,2 euros, una cifra mayor que la del eléctrico.

Menos mantenimiento

Continuando con las ventajas de un eléctrico, llegamos al apartado de mantenimiento. Y aquí tenemos que señalar que es inferior al de un coche de combustión. El motivo de ese menor mantenimiento se debe a que los eléctricos tienen menos piezas y menos fricción en las piezas que un coche de combustión.

Por ejemplo, entre los elementos que no cuenta un eléctrico destacamos las bujías, el sistema de transmisión, las correas, los pistones, las bielas, los cilindros, así como los líquidos para una buena lubricación del motor y de la transmisión.

Hay que tener en cuenta que un coche tradicional con un motor de combustión es precisamente eso, que existe una explosión en el motor para generar la combustión y esto provoque el movimiento. En el eléctrico, en cambio, no existe esa explosión ni la fricción y por el desgaste es mucho menor.

A ello hay que añadir que también hay un mayor confort de marcha, puesto que no existen vibraciones, ni tampoco suena el motor. De hecho, uno de los apartados que más llama la atención en un eléctrico es precisamente ese: el hecho de que esté en funcionamiento y uno no sepa si el coche está encendido porque no suena ni vibra ni hace nada por el estilo.

Menos averías

Por tanto estamos hablando de la reducción del mantenimiento, pero también de las posibles averías de un coche. Unas averías que el RACE, por ejemplo, ha creado un ranking con las más caras. Y la mayoría de ellas, como no podía ser de otra manera, pertenecen a los coches de combustión.

Hablamos, por ejemplo de la reparación de las bielas, que tiene un coste de aproximadamente unos 1.500 euros; del filtro de partículas que tiene un coste aproximado de 1.600 euros; del bloque motor, que cuesta alrededor de 1.700 euros; del cigüeñal, que tiene un gasto de 1.700 euros; de los inyectores, que tiene un precio de 1.800 euros; del turbo, que tiene un precio de 3.000 euros; de la culata, que puede costar 3.600 euros y, por último, de la caja de cambios que tiene un precio de entre 5.000 euros y 8.000 euros, si es automática.

Cuáles son los eléctricos más vendidos

Entre los meses de enero y octubre de 2019, los eléctricos más vendidos han sido: 1) Tesla Model 3 (1.454 unidades) , 2) Nisan Leaf (1.334 unidades, 3) Renault Zoe (947 unidades), 4) Hyundai Kona (861 unidades) y Volkswagen e-Golf (722 unidades).

Hyundai Kona EV

Un SUV eléctrico con una increíble autonomía y espacio
8/10
39.500 € - 46.750 €
PVP
Leer opinión Comparar ofertas

Nissan Leaf

Una apuesta eléctrica ideal para la familia
9/10
35.620 € - 46.120 €
PVP
Leer opinión Comparar ofertas