¿Quieres vender tu coche? Mejor precio garantizado

Los raros híbridos enchufables diésel: motivos de su escasa oferta

30 de agosto de 2021 de

Los motores de gasolina con propulsores híbridos enchufables son la opción más común y la que se está imponiendo en la oferta de coches alternativos. Aunque esta tecnología también funciona para vehículos diésel, para éstos existe una tendencia opuesta, ya que la oferta de vehículos híbridos diésel está disminuyendo drásticamente. Fabricantes como Volvo, Range Rover y también Audi o Peugeot tenían híbridos enchufables diésel en su gama y actualmente los han dejado de comercializar. Solo Mercedes sigue manteniendo a la venta algunos modelos con esta mecánica. ¿Cuáles son los motivos por los que cada vez hay menos coches híbridos diésel?

¿Qué coches hay híbridos enchufables diésel?

La selección de híbridos diésel es muy limitada. Mercedes es el único fabricante que todavía ofrece híbridos enchufables diésel. Hemos resumido los modelos actuales en la siguiente tabla:

Opciones híbridas enchufables diésel de Mercedes
Modelo Desde Ofertas
GLC 300 de Enchufable 61.179 € Comparar ofertas
Clase E 300 de Enchufable 61.435 € Comparar ofertas
GLE 300 de Enchufable 75.599 € Comparar ofertas

Mercedes E 300 de Estate Enchufable

Este modelo híbrido utiliza un motor diésel de 2.0 litros y desarrolla 306 CV y 700 Nm de par máximo en total. El diésel produce 194 CV y ​​está respaldado por 122 CV eléctricos. La tracción puede ser en las ruedas traseras o total en la versión 4MATIC. Aunque el modelo Estate pesa bastante, unas 2,2 toneladas, la aceleración de 0 a 100 km/h la realiza en seis segundos. La velocidad máxima es de 230 km/h.

Tiene una batería de 13,5 kWh que, estando completamente cargada, puede recorrer unos 45 kilómetros en modo totalmente eléctrico. El consumo mixto de energía es de 16,6 kWh/100 km y, cuando se agota la batería, el consumo de combustible suele estar entre los 6,5 y los 7,0 l/100 km. Normalmente se conducen largas distancias con un diésel, y eso también es posible con la E 300 de. Gracias a los cómodos asientos y el bajo nivel de ruido, se conduce muy relajado, y aquellos que no aceleran excesivamente en y mantienen ritmos a velocidades legales, pueden beneficiarse de la combinación de diésel y eléctrico y viajar de manera muy eficiente.

Mercedes E 300 de Enchufable

Si no necesitas tanto espacio, también puedes optar por la carrocería sedán del Mercedes Clase E con el mismo propulsor híbrido enchufable diésel. Resulta chocante que Mercedes siga apostando por el diésel en estos días, pero es que tiene mucho sentido ofrecer la Clase E con una combinación de eléctrico y diésel. La ventaja sobre los motores de gasolina con tecnología híbrida es que la eficiencia no sufre tanto en los viajes largos porque el motor diésel simplemente consume menos.

Por supuesto, la eficiencia del enchufable diésel también depende en gran medida de tu propio perfil de conducción y de la orografía, ya que tiene un fuerte impacto en la autonomía eléctrica el usar regularmente la frenada regenerativa, con lo que puedes conseguir realmente ahorrar bastante combustible con el E 300 de híbrido enchufable sin tener que prescindir de hacer largos viajes.

Mercedes GLE 300 de Enchufable

A pesar de un motor eléctrico de 400 kilogramos, que se instala además del diésel, encaja perfectamente en el Mercedes GLE, ya que tiene suficiente espacio. La capacidad de la batería es de 31,2 kWh y la autonomía totalmente eléctrica es de 93 kilómetros. Podríamos decir que es más que suficiente para los típicos trayectos de diario más habituales. Pero si se trata de una ruta más larga, la proporción que abarca de viaje únicamente en modo eléctrico es muy grande.

En promedio, el GLE tiene un consumo medio declarado de 5.4 litros, lo que es realmente increíble para un vehículo con un peso de 2.6 toneladas. Y como dato curioso, también puede tirar de remolques de hasta 3,5 toneladas.

Mercedes GLC 300 de Enchufable

El Mercedes GLC 300 también entrega un total de 306 CV (194 CV del motor Diesel y 122 del eléctrico) y ​​700 Nm de par, tiene el mismo sistema híbrido que los Clase E300 de enchufables. El SUV, de aproximadamente 2.0 toneladas, acelera de 0 a 100 km/h en 5.7 segundos y alcanza una velocidad máxima de 230 km/h. Por supuesto, el GLC debe moverse principalmente en modo eléctrico para que se acerque lo máximo posible a las cero emisiones de CO2 especificadas en la hoja de datos. En modo eléctrico, puede recorrer unos 40 kilómetros con la batería totalmente cargada, lo suficiente como para cubrir muchos desplazamientos habituales.

¿Por qué hay tan pocos modelos híbridos diésel?

La mayoría de los fabricantes han dejado de producir híbridos enchufables diésel en los últimos años. La razón principal es que la producción de modelos híbridos enchufables diésel es significativamente más cara que la de los motores de gasolina. Por supuesto, esto también significa que comprar un híbrido diésel cuesta más que un motor de gasolina comparable con propulsión híbrida. Para que esta diferencia de precio realmente se amortice, habría que recorrer una gran cantidad de kilómetros con el diésel, cosa que muy pocas personas van a hacer o necesitar.

El motivo de los elevados costes de producción es el denominado tratamiento posterior de los gases de escape, que es mucho más complejo y, por tanto, más caro con los motores diésel que con los de gasolina. Esta desventaja supera el hecho de que podría ahorrar mucho más combustible con su híbrido diésel que con la combinación de propulsión eléctrica y de gasolina. Además, un motor eléctrico adicional podría superar fácilmente el retraso del turbo en el diésel.

¿Cómo funciona un híbrido enchufable diésel?

El híbrido enchufable diésel se construye básicamente de la misma manera que un híbrido de gasolina. Realmente, la combinación con motor diésel tiene incluso más sentido, ya que, si bien es bastante eficiente por sí solo, si le añadimos un motor eléctrico, se consigue un vehículo aún más económico en general.

La mayoría de los híbridos enchufables tienen una autonomía puramente eléctrica de unos 45 kilómetros. Esto significa que puede conducir de forma económica, especialmente al conducir distancias cortas, si se utiliza el modo de conducción eléctrica. Si se recorren muchas autopistas o largas distancias, el híbrido diésel tampoco es económico con respecto a su homólogo sin hibridación, porque el alto peso del vehículo aumenta el consumo.

Configura aquí tu coche nuevo

 

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.

Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.