Plan Moves III Revisa las ofertas y toda la información del Plan Moves III para la compra de tu coche nuevo

Los 10 mejores coches para viajar por carretera

Cada carretera tiene un fin y cada vehículo, también. Desde los urbanos cuyo objetivo es ir del punto A al punto B de la forma más efectiva posible, hasta los salones rodantes, buques insignia o deportivos para rodar y disfrutar sobre kilómetros de asfalto, los coches diseñados para que sus ocupantes disfruten de la experiencia a bordo son tan variados como las propias vías.

Configura tu coche

Ofertas de coches
Modelo Desde
Volkswagen Tiguan Allspace 31.643 € Comparar ofertas
Skoda Combi Superb 32.750 € Comparar ofertas
Mercedes Clase V 54.600 € Comparar ofertas
Opel Insignia Sports Tourer 41.071 € Comparar ofertas

Hay ganas de disfrutar del entorno, de salir a conocer nuevos sitios o de volver a aquellos donde nos sentimos mejor. En definitiva, hay anhelo por viajar. Los trayectos por carretera pueden ser verdaderos suplicios o todo un homenaje en función de la vía pero, sobre todo, del vehículo utilizado. Pensando en coches ideales para largos viajes, se nos ocurren desde aquellos que son perfectos para fagocitar centenares de kilómetros de asfalto de autopistas hasta otros cuyas ganas por cruzar puertos de montaña permiten evitar pagar peajes y, a la vez, disfrutar de carreteras sinuosas.

Maserati Ghibli

Respecto del primer grupo, de los grandes coches que son la conversión de un salón rodante a automóvil, el Maserati Ghibli, ahora en su variante híbrida, permite disfrutar del sublime interior que los automóviles de esta marca ofrecen sin excepción, aumentado por una cabina cuyo espacio es tal que cuanta mayor sea la distancia por recorrer, mayor comodidad disfrutarán sus ocupantes, todo envuelto en el lujoso interior que esta firma hace acompañar a los viajeros.

Aunque, si lo que premia es disfrutar de todo el poderío de la marca del tridente, la brutal variante como Maserati Ghibli Trofeo de 580 CV puede que sea el mejor coche para irse de curvas sin perder un ápice de exclusividad ni de lujo.

Mercedes Clase C Cabrio

Para rodar con glamur y a cielo descubierto no hay mejor compañero que el Mercedes Clase C Cabrio. Un vehículo elegante, espacioso, incluso para los dos ocupantes de las plazas traseras, y muy dinámico con el que disfrutar de los primeros rayos de sol primaverales mientras que el motor elegido anima la marcha de una manera ágil y continuo. Uno de los mejores coches que se puede elegir para disfrutar cuando de lo que se trata es de cruzar carreteras de montaña pero también autopistas de infinitas rectas.

Ferrari F8 Spider

Como variante de techo practicable del Ferrari F8 Tributo, su variante como Spider es nuestro elegido como descapotable de lujo y altas prestaciones. Un coche soberbio, en todos los sentidos, que permite disfrutar tanto de la emoción que produce rodar si techo como de la excitación que supone escuchar el bramido del atronador motor V8  una conducción sintiendo la patada de los más de 720 CV disponibles que permiten catapultar a sus dos ocupantes a la felicidad en tan solo 2,9 segundos que es lo que tardan en despegar de 0 a 100.

Skoda Superb Combi

Los trayectos de largo recorrido también son para familias pero también para familiares. Los coches de alta capacidad son ideales para trasladar a todos los miembros de un mismo núcleo y a sus pertenencias. Sobre todo si se hace en automóviles como el Skoda Superb Combi que permiten tanto disfrutar del confort de a bordo durante su marcha pero también del placer de transportar en el maletero todos los enseres necesarios para disfrutar de unas vacaciones gracias a una bodega de carga de 660 litros de capacidad.

Mercedes Clase V

A partir del vehículo comercial, la adaptación como vehículo destinado al transporte de personas junto a sus pertenencias, amparándose en la configuración polivalente de su interior, permiten a la Mercedes Clase V ser el vehículo de lujo de mayor ocupación de Mercedes ya que, con una capacidad máxima de hasta 8 ocupantes, es posible ofrecer una calidad propia de la marca sin renunciar a transportar a todos ellos envueltos en un ambiente de confort máximo, por largo que sea el trayecto.

Volkswagen Tiguan Allspace

Los SUV no son los mejores aliados para perderse por una carretera de montaña pero sí para trasladar hasta 5 ocupantes en un trayecto de varias horas utilizando vías rápidas. Y si citamos el Volkswagen Tiguan Allspace en este caso no es porque hayamos olvidado su tercera fila de asientos, que permite así, viajar hasta 7 ocupantes, sino porque, si se repliegan estos dos asientos, el espacio para los ocupantes de la segunda fila entonces es aún mejor pero lo que sin duda ganan todo es en espacio para depositar sus partencias en el maletero. Además, gracias a su buena estabilidad, a los motores de alta eficiencia y a un dinamismo más que aceptable, dentro de lo que los todocaminos ofrecen, se propone como uno de los mejores SUV para viajar.

Honda Civic Type R

Carreteras con curvas enlazadas, horquillas, rasantes… como si de un tramo de rallyes se tratara, el Honda Civic Type R es el mejor coche para echarse a la montaña. Es cierto que rivales directos como el Renault Mégane R.S. o en Ford Focus ST pueden ofrecen un nivel de conducción similar pero la estética del Civic más salvaje no tiene par. Solo gracias a compartir una zaga coronada por un inmenso alerón podría asemejarse a la del Subaru WRX STI pero que, como sedán deportivo, si bien se aleja de la arquitectura compacta, se acercan cuanto mayor es la dificultad del trazado por donde se circula.

Opel Insignia Sports Tourer

Al otro lado de la emotividad, en las antípodas de la emoción al volante, está el Opel Insignia Sports Tourer que, a pesar de portar la palabra “Sports” adolece de cualquier reacción deportiva. Pero, lejos de ser un defecto, puede ser una virtud cuando de lo que se trata es de que pase cuanto antes un trayecto largo. Su confort es tal, su nobleza es de tan elevada y su habitáculo es tan confortable, que más que viajar en un coche, el trayecto puede parecer un viaje sobre raíles más propio de un tren que de un automóvil.

Porsche Taycan

Los coches eléctricos son una realidad. Ya no vale aquello de alegar a la baja autonomía porque, sobre todo aquellos que, como coches destinados a viajar han sido creados, sus autonomías permiten realizar trayectos, cuanto menos, de medio-largo recorrido. Así, el Porsche Taycan se vende con diferentes configuraciones, una de ellas homologa casi 500 kilómetros. De esta forma, junto al sigilo pero también al poderío del motor eléctrico, conjugado con un chasis deportivo y enfrascado en un ambiente de lujo, hacen del primer coche eléctrico de Porsche un automóvil sin igual.

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.

Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.