Opel cumple 120 años

Más de un siglo de vida

Opel es uno de los fabricantes de automóviles con mayor tradición en todo el mundo. Cuenta nada menos que con una experiencia, a sus espaldas, de ¡120 años!

Por este motivo, la compañía alemana celebró hace unos días un llamativo evento en el Circuito del Jarama, en Madrid.

Un homenaje donde se pudieron ver algunos de sus modelos más icónicos del pasado de esta compañía, que ahora afronta un futuro basado en la electrificación, con el Opel Corsa-e (100% eléctrico) como principal referente y con una gama en 2024 formada por, al menos, una variante eléctrica de cada modelo.

¿Sabías que Opel empezó haciendo máquinas de coser?

Pues sí, así fue. Opel, al igual que muchos otros fabricantes de coches, no empezó fabricando coches. En concreto, Opel fue fundada por Adam Opel en Rüsselsheim, Alemania, en 1862.

Sin embargo, por aquel entonces, la compañía lo que hacía eran máquinas de coser. Poco después, continuó con las bicicletas en 1886 para poco después empezar a construir automóviles en 1899. De ahí que ahora se esté celebrando su 120 cumpleaños.

Desde el principio, eso sí, Opel marcó una línea clara con los valores que quería transmitir. Y estos no eran otros que la emoción, la accesibilidad y su carácter alemán. Desde Opel siempre han querido que las innovaciones lleguen al mayor número posible de personas y de ahí la necesidad de implementar las últimas tecnologías.

Principios del Siglo XX. Llegan los primeros modelos.

Estamos en la Europa de principios del Siglo XX y Opel comienza a fabricar sus primeros modelos de dos y cuatro cilindros. Con ellos, la firma alemana buscaba hacerse un hueco en el mercado automovilístico.

Además, Opel no sólo fabricaba modelos de producción para el público. También desarrollaba al mismo tiempo coches de competición como este coche de carreras de 1903 que Opel llevó al circuito del Jarama. La marca alemana tomó como referencia uno de sus primeros modelos con 10/12 CV y lo transformaba en este vehículo de competición.

Un coche que se caracteriza por contar con la tracción trasera y con el que se había reducido todo el peso posible para lograr la mejor posición posible en el hipódromo de Frankfurt. ¿El resultado? Este coche de 1903 podía lograr unos notables 72 km/h.

Junto a este modelo de competición Opel desarrollaba sus coches más emblemáticos, como por ejemplo el Opel 4/8 PS, conocido por todos como el ‘Doktorwagen’,  un biplaza moderno, ágil y ligero, perfecto para realizar pequeños y rápidos desplazamientos.

Década de los 30. Llegan los chasis de acero.

Estamos en 1935, año en el que Opel presenta su primer vehículo de la posguerra. Es el Opel Olympia, un nombre escogido con motivo de los Juegos Olímpicos de Berlín. Este Olimpia pasaría  la historia por ser el primer coche en masa con un chasis de acero. Fue tal su éxito que se fabricó en la década de los 30, pero también los 40, 50, 60 y 70.

También en la década de los 30 surgió el Kadett, un modelo que poco después se interrumpió su producción para continuar en los 60, 70, 80 y 90, convirtiéndose en todo un superventas.

Lujo a buen precio.

Con el paso de los años, Opel buscaba algo más. Quería dar la réplica los fabricantes de lujo alemanes que comenzaban a desarrollar coches premium. De ahí el lanzamiento del Opel Admiral. ¿Sus principales virtudes? Ofrecer un motor de seis cilindros con 75 CV y velocidades de hasta 130 km/h a un precio significativamente menor.

A ello se sumaba un depósito de 70 litros que le permitía recorrer hasta 400 kilómetros de autonomía. Este modelo se fabricó en la década de los 60, pero también en los 70. Y tendría como acompañantes otros dos Opel icónicos: el Kapitän y el Diplomat.

La deportividad del Opel GT.

Opel también revolucionó el mundo de la automoción al presentar en los 60 un prototipo llamado Experimental GT. Este concept daba lugar en 1968 al Opel GT, un biplaza de poco más de 4 metros que llegaba para revolucionar los coupés deportivos.

Este modelo causó admiración por su perfil afilado y curvas seductoras. Con unos faros retráctiles fu un modelo absolutamente diferente a los fabricados hasta ahora por la marca. Además, se convirtió en un todo un éxito, tanto en la calle como en competición con 100.000 vehículos vendidos hasta 1973.

Opel Rekord C, la viuda negra.

Paralelamente a los coches de calle también se desarrollan modelos de competición. Y en este sentido, algunos trabajadores entusiastas deciden desarrollar un coche de competición basado en el Rekord C. Así es como nace este Rekord C 1900 con un rótulo amarillo, que tenía un diseño similar a los taxi de la época en Alemania. Apodado ‘la viuda negra’ fue uno de los coches que condujo Nikki Lauda cuando tenía apenas 20 años.

Llega el Opel Manta.

Fue la respuesta de Opel al Ford Capri, que también fue un éxito de ventas. Presentado en 1969, y un año más tarde, con su versión coupé deportiva, se caracteriza por su precio competitivo. Su nombre deriva de las peces mantas y rayas, de ahí que tuviera un diseño muy limpio, al estilo de los deportivos italianos. Fue un icono de la deportividad entre los años 70 y 80.

El Ascona de los 70 y Walter Röhrl.

Junto con el Manta Coupé, Opel también lanza el Ascona en su segunda generación. Destaca por incorporar innovaciones como el primer diésel del segmento. Pero también porque fue la base para crear una de las versiones deportivas con mayores triunfos en la automoción. En concreto fue en 1979 cuando este coche fue, junto con Jochi Kleint y Gunter Wagner, campeones de Europa de rallys y poco después, en 1982, Walter Röhrl y el copiloto Christian Geistdörfer, celebraban la victoria del Ascona  400 en el campeonato de rallys de 1982.

Los 80, llega el Corsa.

Es parte de la época más reciente de Opel y la que todos conozcamos de forma más cercana. Coincidiendo con la apertura de la fábrica de Figueruelas (Zaragoza) nace el Opel Corsa, un coche de pequeño tamaño (en torno a los 3,6 metros) que se caracterizaba por tener carrocería de tres y cinco puertas y un buen coeficiente aerodinámico.

Este Corsa era un coche robusto que, además, surgía ante el reclamo del público de hacer coches más económicos y con un bajo consumo de combustible. Desde entonces y hasta ahora se han fabricado más de 13,6 millones de unidades de este utilitario.

Además, a partir del verano comenzará a producirse la última generación, la sexta, del Corsa, un modelo que, además, comienza a venderse con una versión eléctrica. Este nuevo Opel Corsa-e, que cuenta con una batería de 50 kWh y una autonomía de 330 kilómetros, está llamado a inaugurar una nueva etapa en Opel, presidida por la mencionada electrificación y por la pertenencia al Grupo PSA desde 2017.

En la web de carwow puedes configurar toda la gama Opel y aprovechar las grandes ofertas que ofrecen nuestros concesionarios.