Probamos el Renault Captur 2020, el SUV español de éxito

Prueba del Renault Captur 2020

En carwow ya nos hemos subido al nuevo Renault Captur. Hablamos de la segunda generación de este SUV o todocamino urbano, un modelo que está de rabiosa actualidad porque se fabrica en España y porque es uno de los crossovers más vendidos de su categoría.

Antes de analizar en qué se diferencia este nuevo Captur y cuáles han sido nuestras impresiones de conducción, vamos a hacer una pequeña introducción de este modelo. Para empezar, conviene tener en cuenta que el Renault Captur fue uno de los pioneros del segmento SUV urbano.

No fue el primero en llegar, ya que en aquel momento el Nissan Juke se había adelantado, pero sí fue de los primeros. De hecho desde Renault señalan que cuando el Captur llegó al mercado en 2013 el segmento estaba compuesto por solo dos modelos.

Esta situación supuso una gran ventaja para este coche. Entre otras razones porque, como apenas había competencia, el Renault Captur se llevaba prácticamente todas las ventas de aquellos usuarios que buscaban un coche urbano, con una mayor altura y una estética SUV.

Este hecho de ser de los primeros hizo que el Captur fuera todo un éxito de ventas. Es cierto que en 2013 empezó algo tímido, pero a partir de ahí fue cogiendo fuerza hasta convertirse en el SUV urbano más vendido durante varios años. En total, desde que llegara el Captur se han comercializado en nuestro país cerca de 110.00 unidades, lo que le ha permitido ser un modelo de éxito. Además, recientemente supimos que se han fabricado ya 1,5 millones de unidades de este modelo.

Este éxito, además, se traduce en una buena noticia para España puesto que conviene recordar que el Renault Captur es un coche que se fabrica en la planta de Valladolid, que los motores también se producen en España y que muchas de las empresas que le suministra componentes también son españolas.

Nuevo Renault Captur 2020: ahora con más de 20 rivales

Esa situación de apenas no tener competencia, no obstante, ahora ha cambiado de forma radical. Principalmente desde 2017, año en el que ha llegado un competidor muy fuerte como es el caso del Seat Arona, que fue líder de ventas en 2019, superando incluso al Seat Ibiza.

Esto significa que, mientras que el primer Captur se introdujo en el mercado con apenas dos competidores, ahora, en cambio, cuenta con cerca de 20 rivales. Esto ha obligado a Renault a desarrollar un nuevo modelo mucho más afinado y mejorado respecto a la primera generación.

Y a nuestro juicio, según esta primera toma de contacto, este Renault Captur ha mejorado muchos enteros, respecto a su antecesor. Tal es así, que pensamos que es de los mejores SUV de la categoría, una renovación muy completa en la que la marca del rombo ha acertado de pleno y le permitirá luchas de tú a tú con rivales como el Seat Arona y Peugeot 2008, entre otros.

Crece en tamaño y empaque

Una vez junto al Renault Captur, lo primero que tenemos que reconocer es que ahora es un modelo que crece en tamaño y, sobre todo, en empaque. Mientas que el primer Captur tenía formas más redondeadas, este nuevo Renault Captur tiene una mayor presencia.

Esta mayor presencia se debe principalmente al aumento de tamaño. Ahora el Renault Captur ya no es de los más pequeños de a categoría como ocurría antes. Este SUV urbano ha pasado de los 4,12 metros de largo a los 4,23 metros, es decir ha crecido en 11 centímetros.

El resto de dimensiones no son muy diferentes. La anchura, por ejemplo, hace que sea muy similar, con 1,79 metros, dos centímetros más. La altura también se mantiene parecida, con 1,56 metros, 1 centímetro más. Y por último, la batalla es ahora de 2,63 metros, dos centímetros más. Por tanto, crece principalmente en longitud.

Esto hace que ahora el Captur pase a ser un modelo intermedio, dentro de la categoría. Es decir, no es tan grande como el nuevo Peugeot 2008 que crece hasta los 4,30 metros, pero sí supera a otros modelos ampliamente como el Seat Arona o el Volkswagen T-Cross, que rondan los 4,13 metros.

Habitabilidad: bien en espacio para las rodillas, justo en anchura y notable en maletero

Una vez dentro del Renault Captur y antes de ponernos en marcha, toca comprobar la habitabilidad. Y en este sentido comenzamos con las plazas delanteras y vemos que el Captur tiene aspectos positivos y otros algo más criticables. Por ejemplo, el espacio para la cabeza es bueno, con cerca de 100 centímetros. Sin embargo, donde el Captur no destaca tanto es en la anchura para los hombros, ya que es de los más estrechos del segmento.

Detrás, en la segunda fila, pasa algo similar. Cuenta con un una altura razonable, pero también es estrecho. Donde sí sobresale el Captur y otros modelos, como el Seat Arona, no cuentan con ello es en la regulación longitudinal.

Este Captur cuenta con una regulación longitudinal de 16 centímetros, ofreciendo así un gran espacio para las piernas o, de lo contrario, un mayor espacio para el maletero.

Es otro de sus puntos fuertes. Hablamos de la capacidad del maletero. Este puede variar entre los 377 litros, si se opta por la mayor habitabilidad posible y los 455 litros si se prefiere dotarle de mayor capacidad de carga. Esto se debe a la regulación longitudinal, mencionada anteriormente.

Tecnología, sobresale la pantalla de casi 10 pulgadas

Una vez dentro, el aspecto que más nos ha gustado es su pantalla interior, que puede ser de 9,3 pulgadas de diámetro en las versiones más equipadas. El resto de elementos también es interesante si bien el cuadro de instrumentos no es completamente digital y en algunos otros elementos se abusa de los plásticos duros.

También sobresale por la versatilidad interior con cerca de 27 litros entre todos los espacios portaobjetos. Y a ello hay que añadir otros elementos como las tomas de ventilación traseras, las tomas USB así como la toma de 12 voltios.

Al volante

Por fin llega el momento de ponernos al volante de este modelo. Y ya en los primeros kilómetros notamos las buenas sensaciones que ofrece el Captur. De hecho, nos recuerda mucho al Renault Clio, algo que no es de extrañar porque ambos incorporan la misma plataforma CMF-B.

La llegada de la nueva plataforma dota al Captur de una mejor pisada. Ahora, al volante tienes sensaciones de coche ‘grande’ y no de un pequeño modelo.

La llegada de esta nueva plataforma, por tanto, le dota de una mayor estabilidad frente a la primera generación. Y también, por qué no decirlo, de una mayor seguridad, algo que ha quedado refrendado en las pruebas de Euro NCAP, con la máxima puntuación.

Una seguridad que también viene determinada por el mayor número de elementos de Ayudas a la Conducción, como el sistema de frenado automático que evita alcances, el que evita que te salgas del carril, el regulador de velocidad inteligente que mantiene la distancia con el vehículo que nos precede.

Además, también el Captur es un coche conectado, con los servicios de tráfico en tiempo real de TomTom, búsquedas en Google y llamada de emergencia.

Habrá versión híbrida enchufable

También nos ha gustado mucho el motor elegido para esta primera toma de contacto. Dentro de la gama el más demandado es el 1.0 Tce de gasolina con 100 CV. Sin embargo, a nosotros nos gusta especialmente el motor 1.3 desarrollado conjuntamente con Mercedes.

Este motor tiene variantes de 130 CV y 155 CV. En carwow hemos probado la última que sobresale por su buen funcionamiento, buena respuesta y excelente combinación con el cambio de doble embrague.

Tampoco podemos olvidarnos de las versiones diésel. Hablamos del 1.5 BlueDCI de 95 CV y 115 CV. Y también será interesante la variante con GLP basada en el motor 1.0 Tce de 100 CV, que está dotado de la etiqueta ECO de la DGT.

Por último también conviene tener en cuenta que, el Captur llegará en torno al verano con la versión E-Tech Plug-in Hybrid, una variante híbrida enchufable con 65 kilómetros de autonomía y etiqueta CERO.

Renault Captur

Superventas familiar con estilo y una posición de conducción elevada
7/10
17.790 € - 27.390 €
PVP
Leer opinión Comparar ofertas