Días carwow: Especial verano Coches en oferta y con entrega inmediata hasta el 30 de junio

¿Cómo se recarga un coche eléctrico? Te contamos todo el proceso y lo que debes tener en cuenta

Los coches eléctricos irrumpen con fuerza (y a la fuerza) en un mercado automovilístico con unos clientes, en su mayoría, acostumbrados a la sencillez de uso de un vehículo con motor de combustión, con el cual su conductor sólo debe preocuparse de rellenar el depósito de carburante a medida que este se consume. Pero, ¿es realmente más complicado mantener un coche eléctrico en el día a día? Se podría decir que sí, ya que hay que tener más factores en cuenta. Sin embargo, como casi todo en la vida, es cuestión de acostumbrarse. En este artículo te explicamos cómo se recarga su batería y las variables que se han de considerar para hacerlo.

Puerto de carga

Los coches eléctricos tienen, en lugar de la habitual boca de llenado de combustible que llevan todos los automóviles con motor térmico, una toma de conexión o puerto de carga, que también tiene una tapa que le protege de las inclemencias climáticas y de la suciedad. Para acceder al conector, debemos quitar, abrir o desplazar esta tapa que lo cubre. La mayoría son manuales, pero en modelos de alta gama suelen disponer de un accionamiento automático e incluso un sensor háptico, sensible al tacto. Al lado de esta toma hay normalmente una o varias luces LED que, en función de su color o parpadeo, indican el estado de la recarga, cuya leyenda puede observarse a veces en el reverso de la comentada tapa protectora.

Este puerto puede encontrarse en cuatro lugares. La primera posibilidad es que se halle en la parte superior del frontal del vehículo, a la altura de donde tradicionalmente (en los coches térmicos) se encontraría la parrilla de refrigeración. En ocasiones está detrás del mismo logotipo o emblema del fabricante del coche. La segunda opción es que se encuentre en la zona superior de cualquiera de las dos aletas anteriores, entre el capó delantero y la puerta del conductor o del acompañante. El tercer caso es que se localice en la parte superior de cualquiera de las dos aletas posteriores, el mismo lugar donde está la boca de llenado en los coches con motor Diesel o de gasolina. La última alternativa es que se ubique en algún extremo de la zona inferior del parachoques trasero, si bien es la menos frecuente.

Configura un coche eléctrico

Tipos de enchufe

Existen cuatro tipos de conectores principales para coches eléctricos. Por lo general, los modelos más modernos están preparados para ser compatibles con todos gracias a una toma de conexión (hembra) polivalente con distintos pines. Aun así, hay algunas excepciones entre los productos más asequibles que sólo admiten corriente alterna y tienen poca autonomía.

  • El enchufe de Tipo 1 es el conector básico, con cinco pines. Es raro de ver en cargadores públicos, que en su mayoría son de Tipo 2 o CCS, pero algo más habitual en el ámbito privado o doméstico. Solo está diseñado para carga en corriente alterna hasta 7 kW de potencia.
  • El enchufe de Tipo 2 o Mennekes es un conector estándar en Europa y tiene siete pines. La práctica totalidad de los puntos de recarga públicos tienen un enchufe de esta clase. Puede funcionar en corriente alterna hasta 7 kW o hasta 22kW mediante alimentación trifásica.
  • El enchufe CCS o combinado es un conector específico para carga rápida en corriente continua hasta 350 kW. Los coches eléctricos actuales llevan una instalación con dos pines adicionales que admite esta categoría. También permite recargar en corriente alterna.
  • El enchufe CHAdeMO es el equivalente japonés al CCS, de forma que es común ver tomas aptas para este tipo de conectores en los coches eléctricos de las marcas niponas. Sólo emplea dos pines de alta resistencia y permite cargar en corriente continua a gran potencia.

Tiempo de recarga

El tiempo que hay que invertir para cargar la batería de un coche eléctrico depende del tipo de cargador, de la potencia del mismo, de la potencia de carga que admita el sistema eléctrico del automóvil, del nivel de carga del acumulador y de la capacidad este, ya que cuanto más alto sea el nivel de carga de la batería, más despacio cargará, y cuanto mayor sea su capacidad neta, más tiempo habrá que invertir en recuperar cierto porcentaje de energía.

En cualquier caso, el proceso de carga de un coche eléctrico es, a día de hoy, mucho más largo que el repostaje de un coche de combustión (se tarda menos de un minuto en llenar por completo un depósito medio). Es por ello por lo que resulta crucial organizar las recargas con relativa previsión, especialmente si viajamos largas distancias, pero disponemos de poco tiempo para las paradas. Es un método de uso que requiere más planificación.

Por ejemplo, para una batería de tamaño mediano (unos 60 kWh) y un nivel de carga del 20%, con un cargador de tipo CCS que permita una recarga en corriente continua a 100 kW de potencia (que también habrá de admitir nuestro coche eléctrico), “sólo” tendríamos que invertir 22 minutos en condiciones óptimas para llegar a un estado de carga del 80% (no se recomienda llegar al 100%, salvo excepciones, en pro de conservar la batería en buenas condiciones y evitar que pierda capacidad o vida útil de un modo acelerado).

Configura un coche eléctrico

No obstante, para el mismo tamaño de batería y el mismo nivel de carga, con un cargador de tipo 2 que sólo permita una recarga en corriente alterna a 7 kW, habría que esperar más de 5 horas para llegar a un estado de carga del 80%. Debemos ser conscientes de que hay soluciones de recuperación de energía no aptas para algunos usos, menos habituales, del coche eléctrico.

Además, debemos contar con cinco minutos de margen para todo lo que conlleva el proceso adicionalmente: abrir el puerto, comprobar que el cargador funciona, configurar y activar la recarga, administrar el sistema del vehículo si es necesario, controlar la aplicación del suministrador de electricidad o la empresa que gestiona el cargador empleado, etc.

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.


Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.