Citroën Berlingo, Peugeot Rifter y Opel Combo… ¿En qué se diferencian?

Analizamos estos tres superventas

El auge de los SUV ha hecho que los monovolúmenes tengan una menor demanda en nuestros días. Sin embargo, siempre hay una excepción que confirma la regla. Y en este caso nos referimos al Grupo PSA que ha logrado apostar por este segmento de una forme coherente, práctica y muy competitiva, en lo que a precio se refiere, para los usuarios.

Es aquí donde aparecen nuestros protagonistas de hoy, el Peugeot Rifter, el Citroën Berlingo Multispace y el Opel Combo Life. Son modelos que comparten muchos elementos, pero que también tienen diferentes caracteres y funcionalidades que hoy vamos a descubrir.

Desde hace tiempo Peugeot y Citroën coexisten dentro del mismo grupo empresarial, denominado PSA, lo que da lugar a que muchos de sus modelos mantengan una estrecha relación al compartir diversos elementos. La última marca en llegar al grupo ha sido Opel, por lo que la oferta de modelos del grupo francés es cada vez más amplia.

El Rifter, el Berlingo y el Combo comienzan su andadura juntos, ya que los tres modelos son ensamblados en la planta que el grupo PSA tiene en Vigo, Galicia. Esto también nos aporta una nueva pista, y es que si los tres modelos salen de la misma factoría, deben emplear la misma arquitectura, para ser así compatibles con la línea de montaje.

Esta arquitectura es la denominada EMP2, que también está presente en otros modelos como el Peugeot 508, el Opel Grandland o el Citroën C5 Aircross. La principal característica de esta arquitectura es que permite modificar su longitud variando pocos elementos.

Peugeot Rifter

El Peugeot Rifter se comercializa desde mediados del 2018, deriva del Partner, un vehículo comercial. Sin embargo, el Peugeot Rifter apuesta por el transporte de pasajeros a base de elevar el nivel de equipamiento y mejorando sus acabados interiores.

Se ofrece con dos longitudes de carrocería que se denominan Standard y Long, miden 4,40 y 4,75 metros de largo, por lo que hay una diferencia de 35 centímetros entre ambas versiones. A pesar de esta diferencia ambos modelos pueden contar con 5 o 7 plazas. Los asientos de la segunda fila son independientes entre sí y permiten colocar tres sillas infantiles de retención con anclajes Isofix.

La oferta mecánica es muy amplia ya que podemos contar con propulsores gasolina o diésel, sin embargo, no hay opciones electrificadas. En gasolina hay variantes de 110 o 130 CV de potencia, y en diésel de 100 o 130 CV. También hay disponibles cambios automáticos de 8 velocidades y un sistema de control de tracción denominado Grip Control.

Citroën Berlingo Multispace

El Citroën Berlingo Multispace lleva en el mercado desde finales de 2018, es la tercera generación de este modelo, que lleva existiendo desde 1996, aunque inicialmente era un vehículo comercial ligero. Se ofrece con dos longitudes de carrocería, denominada M y XL, con 5 o 7 asientos.

Es un vehículo disponible con tres acabados, denominados: Live, Feel y Shine. Como todos los Citroën, se caracteriza por tratar de ofrecer el mayor confort al pasajero a un precio algo más contenido que el Peugeot Rifter.

Una de las características que más destaca del Citroën Berlingo Multispace es su modularidad. Ofrece hasta 28 huecos para dejar objetos que están repartidos por todo el habitáculo, además los asientos de la segunda fila también son independientes entre sí, lo que permite modular mejor el espacio interior, ya que cada asiento se puede abatir o desplazar en función de las necesidades de cada viaje.

La oferta mecánica es también completa, pero de nuevo sin alternativas electrificadas. Los motores gasolina van de los 110 a los 130 CV y los diésel pueden ser de 75, 100 o 130 CV de potencia. No hay disponibles versiones con tracción total, pero sí sistemas de cambio automático de convertidor de par y ocho velocidades.

Opel Combo Life

El Opel Combo Life deriva directamente del Opel Combo, un vehículo comercial que ahora se adapta a las necesidades de las familias con una carga tecnológica generosa y una gran modularidad interior, lleva en el mercado desde el verano de 2018.

Se ofrece en dos longitudes de carrocería denominadas una ‘Normal’ y otra denominada XL, tienen una longitud de 4,4 y 4,75 metros de longitud. Ambas variantes pueden encargarse con una configuración de 5 o 7 plazas, además de un espacio de carga muy generoso.

Las puertas laterales son correderas, lo que permite un acceso muy fácil al interior del vehículo, gracias al gran vano que queda libre cuando retiramos la puerta. Además ese sistema de puertas resulta muy cómodo ya que no requiere tanto espacio en los laterales, y evita los típicos golpes contra paredes u otros coches al abrir la puerta.

Contamos con numerosos asistentes a la conducción, como la alerta por colisión frontal, freno automático de emergencia, alerta por cansancio, cámara frontal para el reconocimiento de señales, alerta de cambio de carril, cámara trasera para maniobrar, conectividad con Android Auto y Apple Car Play, etc.

Los motores diésel disponibles son de 75, 100 y 130 CV de potencia. Estos tres niveles de potencia los ofrece un propulsor de 1,5 litros y cuatro cilindros. La opción gasolina es un 1,2 l tricilíndrico que se ofrece con 110 o 130 CV de potencia. También está disponible el cambio automático EAT8 de 8 marchas.

Peugeot Rifter

Espacio, calidad y tecnología, el resultado del refinamiento del Partner
7/10
23.850 € - 32.750 €
PVP
Leer opinión Comparar ofertas

Citroën Berlingo

El nuevo monovolumen multiusos mejora a su predecesor en todos los sentidos
7/10
22.850 € - 30.650 €
PVP
Leer opinión Comparar ofertas