Dime cómo es tu familia y te diré qué coche necesitas

Coches entre las 5 y 7 Plazas

En nuestra sociedad cada vez es más frecuente encontrar diferentes formas y tipos de familias, y cada una de ellas tiene unas necesidades de movilidad específicas. Por tanto, hoy nos preguntamos cuáles son los coches más adecuados para cada unidad familiar en función de los miembros que tenga.

Así haremos un recorrido desde los coches más pequeños y accesibles hasta los más capaces y amplios por dentro, destacando en cada uno de ellos sus puntos fuertes, pero también mencionando sus debilidades, para que cada familia encuentre el vehículo que mejor encaje con su ritmo de vida.

Solteros y parejas sin hijos

En este primer caso nos encontramos con núcleos familiares que no necesitan, generalmente, un gran espacio interior o buena capacidad de carga. Quizás estas personas se dejan guiar más por el diseño o el ahorro que puede significar un coche de dimensiones más reducidas, por tanto, podemos fijarnos en tres segmentos distintos, los utilitarios, los compactos y los SUV-B.

La opción más pequeña y asequible son los utilitarios, en este segmento ‘B’ destacan modelos como el Seat Ibiza, el Peugeot 208, el Opel Corsa, el Renault Cio o el Mazda 2 entre otros. Son coches enfocados especialmente a entornos urbanos, pero que cada vez son más capaces en carretera abierta y largas distancias.

Si las preferencias de diseño caen en la moda SUV, también tenemos una alternativa de dimensiones reducidas y precio de entrada atractivo, los SUV-B. Son modelos que derivan de los utilitarios, pero que cuentan con una carrocería algo más elevada, algunos ejemplos son el Seat Arona, el Renault Captur, el Peugeot 2008, el Nissan Juke o el Fiat 500 X entre muchas otras alternativas.

La opción más equilibrada son los compactos, coches con una capacidad interior muy buena y un comportamiento dinámico superior al de los utilitarios. Es un segmento que tiene una oferta muy amplia, entre la que destacan el clásico Volkswagen Golf, el Ford Focus, el Opel Astra, el Kia Ceed, el Renault Mégane o el Seat León de fabricación nacional.

Parejas con uno o dos hijos

La llegada de los niños se traduce inevitablemente en una mayor necesidad de espacio, por lo que nos vemos obligados a optar por modelos con una mejor capacidad interior. Las alternativas aquí son igual o más numerosas que en la anterior categoría, ya que llegamos a dos de los segmentos más completos del mercado, el de los SUV-C y el de las berlinas, o segmento ‘D’.

Los SUV de tamaño medio o SUV-C se han convertido en los líderes del mercado, con su estética todocamino han afectado notablemente a las ventas de las berlinas del segmento ‘D’. Pero no sólo las razones estéticas justifican el auge de ventas que han experimentado estos modelos. Un acceso más cómodo al interior gracias a la altura de la carrocería o una mejor habitabilidad en las plazas trasera están detrás de esta moda.

Como único inconveniente podemos destacar un comportamiento dinámico algo más torpe, debido a un centro de gravedad algo más elevado. Sin embargo, son modelos que mantienen unas dimensiones contenidas, ya que no suelen superar los 4,5 metros de longitud, y dinámicamente cada vez logran asimilarse más a una berlina.

Uno de los modelos más destacados de este segmento es el Seat Ateca, el primer SUV desarrollado por la marca española y que ha sido todo un éxito de ventas. Destaca por tener uno de los comportamientos dinámicos más ágiles del segmento y ofrece una buena capacidad de carga con 510 litros de maletero. Lleva en el mercado desde 2017, pero ha recibido alguna actualización que le permite mantenerse al día, un buen ejemplo es la instrumentación digital.

Aunque el modelo más vendido del segmento SUV-C es, y ya lleva siéndolo varios años, el Nissan Qashqai. Un modelo japonés que para algunos creó el segmento SUV. Ahora va por su segunda generación, que se actualizó en 2017. Tiene un precio de partida similar al del Ateca, pero cuenta con un maletero algo más pequeño con 400 litros de capacidad. Al igual que el Seat Ateca ofrece versiones con tracción total y cambio automático.

El tercer modelo más destacado de esta categoría es el Peugeot 3008, que a pesar de tener un precio algo más elevado, atrae a muchos clientes por su diseño moderno y un interior bastante futurista. Además, acaba de estrenar una versión híbrida enchufable, que le permite obtener la etiqueta ECO de la DGT.

Además de estos tres modelos, el segmento SUV-C cuenta cada vez con más alternativas como, por ejemplo: el Skoda Karoq, el Jeep Compass, el Hyundai Tucson, el Volkswagen Tiguan, etc.

Este incremento de ventas en el segmento SUV-C ha afectado al modelo familiar por excelencia, la berlina. Sin embargo, el segmento D sigue siendo una alternativa muy interesante, sobre todo si lo que buscamos es un equilibrio entre capacidad interior y comportamiento dinámico.

Así nos encontramos con muchas alternativas que ofrecen una capacidad de carga igual o superior a los SUV, con unas plazas traseras que también ofrecen un buen espacio, sobre todo para las piernas. Algunos de estos modelos son el Volkswagen Passat, el Skoda Octavia, el Peugeot 508, el Ford Mondeo o el Opel Insignia entre otros.

En el segmento de las berlinas no podemos dejar de lado aquellos modelos considerados como ‘premium’, por contar con unas calidades interiores mejores que la media, un diseño más cuidado y sobre todo una imagen de marca asociada con el lujo y el éxito. Los tres ejemplos más claros son el Audi A4, el BMW Serie 3 o el Mercedes-Benz Clase C.

Parejas con 2 o más hijos

Esta es nuestra tercera categoría, aquí consideramos a las familias más grandes, que tienen una necesidad de carga todavía mayor e incluso en algunos casos, siete plazas para pasajeros en vez de las tradicionales cinco. Llegamos por tanto a los SUV-D y a los cada vez menos frecuentes monovolúmenes.

Los SUV-D son modelos que superan los 4,5 metros de longitud y en la mayoría de los casos oscilan entre los 4,7 y los 4,8 metros, y también ofrecen en algunos casos 7 plazas para pasajeros, aunque las dos adicionales de la tercera fila suelen ser más adecuadas para niños pequeños por su escaso espacio.

Un buen ejemplo es el Seat Tarraco, que además ahora cuenta con una opción híbrida enchufable, que le permite obtener la etiqueta CERO de la DGT. Cuenta con 7 plazas, que cuando no se utilizan dejan un maletero de 700 litros de capacidad, lo que le permite cargar con grandes cantidades de equipaje.

El Toyota RAV4, es otra alternativa, muy interesante puesto que cuenta con un sistema de propulsión híbrido, que le permite obtener buenos consumos y la etiqueta ECO de la DGT. Por desgracia no puede contar con 7 plazas, pero su maletero ofrece 580 litros de capacidad.

Hay muchas otras opciones como el Peugeot 5008, el Honda CR-V, el Nissan X-Trail o el Skoda Kodiaq entre otros, algunos ofrecen 7 plazas mientras que el Honda CR-V también cuenta con un sistema de propulsión híbrido y etiqueta ECO.

Los monovolúmenes son la opción más clásica, ofrecen 7 plazas y una gran modularidad. Algunos derivan ahora de vehículos comerciales, como el Peugeot Rifter, el Opel Combo o el Citroën Berlingo, mientras que otros como el Renault Scenic o el Citroën C4 SpaceTourer se mantienen fieles al esquema clásico, con una carrocería con una línea de techo alta para conseguir un habitáculo amplio.

La silla de retención adecuada

Puesto que en este post los niños en el coche son uno de los elementos clave, vamos a dedicar el final a descubrir cuáles son las sillas de retención más seguras según el último estudio que ha realizado el RACE.

De las más de 35 sillas analizadas, sólo una ha alcanzado la máxima puntuación posible, es la Bébé Confort Jade + 3wayFix. Hay que destacar que este modelo es apto para niños de hasta un año de edad y con un tamaño corporal comprendido entre los 40 y los 70 centímetros de longitud.

Otras de las sillas analizadas brillan precisamente, por lo contrario, ya que durante los test presentaron graves deficiencias de seguridad, como fallos en el sistema de retención, exceso de materiales pirorretardantes o dificultad de uso. Son las siguientes: Babystyle Oyster Carapace Infant + Duofix i-Size Base, Chicco Oasys i-Size Bebecare + i-Size Base, Giordani Galaxy 012 y Maxi-Cosi TobiFix.

Por tanto, el RACE recomienda no comprar a ciegas y comprobar que el sistema de retención se pueda fijar de manera estable y ajustada al asiento y comprobar si el cinturón de seguridad tiene la longitud suficiente. Una vez hecha la elección también debemos prestar atención a la hora de instalar la silla, ya que no deben quedar arrugas en el cinturón y este debe estar lo más tenso posible.

Peugeot 5008

Un SUV con siete plazas y un enorme maletero
8/10
29.750 € - 41.950 €
PVP
Leer opinión Comparar ofertas

Citroën Berlingo

El nuevo monovolumen multiusos mejora a su predecesor en todos los sentidos
7/10
22.850 € - 30.650 €
PVP
Leer opinión Comparar ofertas