¿Cómo serán los coches del futuro?

Coches futuristas

Dicen que el coche del futuro será eléctrico, compartido y autónomo. Eléctrico porque su motor principal será 100% sin emisiones y éste se alimentará bien de baterías o bien mediante hidrógeno. Compartido porque el 80% de la población vivirá en grandes ciudades y no habrá aparcamientos para muchos más coches. Y autónomo porque muchos fabricantes señalan que a partir de 2030 los coches podrán circular solos para evitar muertes en carretera.

Esta apuesta de los fabricantes por desarrollar coches eléctricos y autónomos y también por el hecho de fomentar la movilidad con el coche compartido queda patente en los prototipos presentados por las marcas. De hecho, estos coches de exhibición es una forma de poder ver hoy en día (o al menos imaginar) cómo serán los coches del mañana.

Si bien es cierto que los fabricantes cada vez realizan menos prototipos y que los coches de exhibición que desarrollan son cada vez más cercanos a la producción, hay que reconocer que todavía en los principales salones se han podido ver algunos de estos coches futuristas. Repasaremos a continuación los modelos presentados a lo largo de este año.

Audi AI:TRAIL quattro.

Lo hemos podido ver hace sólo unos días en el Salón de Frankfurt, este mes de septiembre. Se trata de la visión que tiene Audi sobre un posible todocamino del futuro. Con él, por tanto, la marca alemana pretende desarrollar un vehículo con el que se pueda explorar la naturaleza sin expulsar emisiones contaminantes.

Se caracteriza por tener una longitud contenida (4,15 metros) y una gran anchura (2,15 metros). Otro elemento interesante de este modelo es que está desarrollado en materiales resistentes pero muy ligeros. Hablamos del aluminio o de la fibra de carbono, entre otros. Esto hace que su peso sea de 1.750 kilos. 

También nos llama la atención de este modelo su enorme visibilidad exterior. Desde Audi señalan que este vehículo quiere imitar, en este sentido, a la cabina de los helicópteros. 

En cuanto al sistema de propulsión, este prototipo dispone de motores eléctricos en cada una de las ruedas. Entre todos logra una potencia máxima de 435 CV (320 kW), pero con un par máximo, eso sí, de 1.000 Nm.  Por último, Audi afirma que este modelo tendrá una autonomía de entre 400 y 500 kilómetros.

BMW i Hydrogen NEXT.

Como decíamos anteriormente, los coches del futuro serán eléctricos, bien alimentados por baterías o por hidrógeno. BMW, en este sentido, es uno de los fabricantes que están apostando por el hidrógeno. De hecho, la firma bávara señala que a partir de 2025 

Este i Hydrogen NEXT es un prototipo basado en el X5. BMW afirma que apuesta por el hidrógeno ya que afirma que en el futuro habrá varios tipos alternativos de sistemas de propulsión.

La firma bávara señal que antes de 2025, en torno a 2022, presentará un X5 similar a este prototipo con una propulsión eléctrica de pila de combustible de hidrógeno. Eso sí, será para una pequeña producción en serie.

La principal virtud de los vehículos de hidrógeno es un tiempo de repostaje inferior a los cuatro minutos y una mayor autonomía. Para trabajar en el desarrollo del hidrógeno, BMW ha unido fuerzas con Toyota.

BMW Vision M NEXT.

Según BMW, en el futuro los conductores podrán elegir entre montarse en un vehículo y ser llevados de forma autónoma, sin que ellos intervengan. Pero también puede existir un buen número de usuarios que prefieran seguir siendo ellos los conductores.

Pues bien, este BMW Vision M NEXT está pensando para estos segundos conductores, para los que quieren seguir conduciendo. En concreto, este prototipo puede anticipar cómo ve la marca bávara la división M de coches deportivos.

Este prototipo incorpora un sistema de propulsión híbrido enchufbale, con un motor eléctrico tanto en el eje delantero como en el trasero lo que proporciona una potencia máxima de 600 CV y le permite tener tracción total, así como unas excelentes prestaciones: de 0 a 100 km/h en tres segundos.

Citroën AMI One.

La marca francesa, Citroën, siempre se ha caracteriza por desarrollar modelos con un tamaño contenido y pensando, sobre todo, en la movilidad. De ahí que su prototipo AMI One también tenga un enfoque similar. 

En concreto, este coche de exhibición se caracteriza por su silueta cúbica y tamaño muy pequeño: mide 2,5 metros, incluso menos que un Smart Fortwo.  Este Citroën AMI One, además, no sólo es un coche pequeño. También es estrecho y razonablemente alto. 

Este modelo, además, no sólo cuenta con un tamaño reducido y capacidad para dos personas. También sus prestaciones son reducidas. Cuenta con un sistema de propulsión 100% eléctrico que le dota de una autonomía de 100 kilómetros y una velocidad máxima de 45 km/h.

Cupra Tavascan.

Por el momento, Cupra (y por tanto Seat) no ha comunicado si finalmente lo llevará a producción. Sin embargo, desde aquí pensamos que tiene su lógica, si finalmente se fabrica. Este Cupra Tavascan podría ser un anticipo de un futuro SUV coupé eléctrico.

Hasta ahora Cupra cuenta el Ateca, la variante deportiva del SEAT Ateca, y para 2020 comercializará el Cupra Formentor, un SUV coupé híbrido enchufable. Pues bien, este modelo se convertiría en el primer eléctrico puro de Cupra. 

Se caracteriza por incorporar la plataforma MEB del Grupo Volkswagen y de llegar a los concesionarios estaríamos hablando de, por lo menos, el año 2021.

Este prototipo cuenta con un motor de 306 CV (225 kW) que le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos. Asimismo, su autonomía es de hasta 450 kilómetros gracias a una batería de gran capacidad: 77 kWh.

Mercedes EQS.

De Mercedes ya conocemos su primer eléctrico, el EQC, un SUV de gran tamaño basado en el GLC y con emisiones cero. También sabemos que próximamente comenzarán las primeras entregas del EQV, la variante también eléctrica de la Clase V, un coche, además, que se fabrica en España.

Y también hemos visto algunas imágenes espía del EQB, la versión  eléctrica del GLB, el SUV de siete plazas de Mercedes. Pues bien, este EQS podría convertirse en un eléctrico basado en el Clase S. Sería, un poco, la oferta de Mercedes para luchar contra el Tesla Model S y el Porsche Taycan, entre otros.

Aunque todavía no sabemos si pasará a producción, sí conocemos que contará con 475 CV de potencia y una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos. Y todo ello con una autonomía que rondará los 700 kilómetros, ya que tendrá una poderosa batería de 100 kWh.

SEAT Minimo.

El SEAT Minimo es un prototipo de la marca española que pretende convertirse en una solución de movilidad para las ciudades más congestionadas. Con sus 2,5 metros de longitud y carácter biplaza, nos recuerda, en parte, al Twizy, si bien este modelo es ligeramente más largo.

Lo que no sabemos es si finalmente SEAT producirá este modelo. Ni tampoco conocemos si podremos ver el resto de modelos ideados por los fabricantes. Lo que sí nos queda claro es que  todos estos prototipos aquí presentados son eléctricos. Y también prácticamente todos son autónomos y conectados. Por tanto, queda claro cuál es el camino elegido por la industria del automóvil para los próximos años o décadas.

Si quieres ver qué modelos puedes encontrar en la web de carwow, accede cuanto antes y echa un vistazo a lo que te puedes ahorrar con las ofertas de nuestra red de concesionarios.