Plan Moves III Revisa las ofertas y toda la información del Plan Moves III para la compra de tu coche nuevo

Mercedes Clase C vs Clase E: comparativa

Las berlinas de gama alta ofrecen generosas cantidades de practicidad en una elegante carrocería con un lujoso interior a juego. El último Mercedes Clase C es uno de los mejores de su clase, pero ¿merece la pena pagar por su hermano mayor, el Mercedes Clase E?

Configura tu mercedes

El Clase C tiene un precio desde 42.450 €, ligeramente superior al de sus rivales más cercanos, el Audi A4 y el BMW Serie 3. Viene con mucho equipamiento de serie, incluyendo un interior de cuero artificial, sistema de infoentretenimiento, climatizador y llantas de aleación de 16 pulgadas.

Mercedes Clase E Híbrido Enchufable | Compara precios | Carwow

A partir de 53.500 €, el Clase E es, de nuevo, un poco más caro que sus rivales directos, pero ofrece unos niveles de confort y lujo impresionantes. Los modelos E vienen de serie con aleaciones de 17 pulgadas, un sistema de infoentretenimiento, luces LED en todas las direcciones, asientos de cuero calefactados y el sistema Parking Pilot de Mercedes.

Naturalmente, si se comparan los modelos C y E de precio similar, el primero ofrece una mejor relación calidad-precio en términos de equipamiento y motorización, mientras que el segundo ofrece un mayor espacio interior.

Ofertas de modelos Mercedes
Modelo Desde
Mercedes Clase A 29.825 € Comparar ofertas
Mercedes CLA 32.025 € Comparar ofertas
Mercedes Clase B 34.025 € Comparar ofertas
Mercedes Clase C 42.450 € Comparar ofertas
Mercedes Clase E 53.500 € Comparar ofertas

Estilo del Mercedes Clase C frente al Mercedes Clase E

Al pertenecer a la misma familia, la Clase C y la Clase E comparten muchos rasgos de diseño, como la parrilla dominante de la marca, la insignia de tres puntas, los faros delanteros y las líneas afiladas. Sin embargo, los laterales de la Clase C están un poco más esculpidos y presentan unos ángulos más agresivos que le confieren una imagen general ligeramente más deportiva.

La Clase E tiene un aspecto más elegante y maduro, con un estilo de carrocería menos evidente. Un maletero y un habitáculo más largos dan a la Clase E más longitud visual que a la Clase C, lo que es bueno o malo, según se mire.

Interior del Mercedes Clase C vs Mercedes Clase E

El habitáculo de la Clase C es uno de los mejores de su clase, con una calidad de construcción inmaculada, muchos materiales de lujo y mucha tecnología a bordo. El salpicadero es elegante y se inspira en el de la Clase S. La radio digital DAB y la conectividad Bluetooth son de serie en toda la gama, mientras que los modelos deportivos AMG Line reciben algunos toques deportivos adicionales para distinguirlos.

La Clase E eleva el nivel de lujo un poco más. Se siente menos como un interior de la Clase S a escala y más como una reproducción directa de la misma. Los materiales de alta calidad y una calidad de construcción igualmente robusta hacen que parezca que va a resistir el paso del tiempo. Los diales pueden ser sustituidos por una segunda pantalla de infoentretenimiento opcional que da a la Clase E una ventaja sobre la Clase C en términos de tecnología.

Mercedes Clase C frente a Mercedes Clase E: practicidad

El interior del Mercedes Clase C no sólo es bonito, sino también espacioso. El espacio para la cabeza y las piernas en la parte delantera es impresionante, mientras que en la parte trasera hay una cantidad decente de espacio, aunque el espacio para la cabeza se ve ligeramente afectado por la línea de techo inclinada. Hay algunos huecos prácticos y el maletero de 480 litros es lo suficientemente grande para la mayoría de los compradores, aunque la apertura está ligeramente restringida por los intrusivos marcos de las luces de freno. Lamentablemente, hay que desembolsar 995 euros por los asientos abatibles en proporción 60:40 como parte del paquete Executive, que también incluye navegador y asientos delanteros calefactados.

Como es lógico, la Clase E es más espaciosa que la Clase C. Delante, hay mucho espacio para la cabeza y las piernas, y aún más en la parte trasera. El maletero de 540 litros de la Clase E es mayor que el de algunos de sus principales rivales y tiene una apertura más amplia que el de la Clase C, lo que facilita la carga. Los asientos abatibles son, de nuevo, una opción de 345 euros que sería de serie en muchos de los competidores de Mercedes.

Motores del Mercedes Clase C frente al Mercedes Clase E

La gama de la Clase C se abre con un modelo de gasolina C200 turbo de 184 CV que cubre el sprint de 0 a 100 en 7,5 segundos. Para más prestaciones, hay un C43 AMG 4Matic que vuela de 0 a 100 en 4,7 segundos, tiene tracción a las cuatro ruedas y aún así rinde una media de 6,3 l/100 km. El AMG C63 de gama alta tiene hasta 510 CV y alcanza los 100 km/h desde el reposo en cuatro segundos. Sin embargo, los modelos diésel son más populares, siendo el C200 Bluetec el más económico. El C220 es un poco más rápido, mientras que el C250 mejora las prestaciones sin sacrificar sus impresionantes cifras de ahorro. Los compradores de vehículos híbridos pueden elegir el C300 Bluetec, con 230 CV y una media de 3 litros a los 100, o el C350e enchufable, que ofrece 1,75 l/100 km.

La Clase E no tiene una gama de motores especialmente amplia. El motor de entrada es el E200d, un diésel con bajos costes de funcionamiento gracias a su economía de combustible de 3,2 l/100 km, pero que cubre el sprint de 0 a 100 en 8,4 segundos. La mayoría de los compradores optarán por el E220d, más relajado, con 194 CV y las mismas cifras de consumo, pero con un tiempo de 0 a 100 más rápido, de 7,3 segundos. El E350d tiene 258 CV y pasa de 0 a 100 en 5,9 segundos, y rinde unos respetables 4,3 l/100 km. Los de gasolina son menos populares, pero están disponibles en los modelos E200 de 184 CV y E300 de 245 CV, mientras que los amantes de las prestaciones pueden elegir el desquiciado AMG E63, con hasta 612 CV y un 0-100 de sólo 3,4 segundos.

Conducción del Mercedes Clase C frente al Mercedes Clase E

El Clase C es un coche agradable de conducir gracias a unos mandos ligeros y precisos y a una suspensión que consigue un gran equilibrio entre confort y control. No se siente tan ágil como el BMW Serie 3, pero absorbe bien los baches siempre que se eviten las llantas de aleación más grandes y tiene un tacto aplomado en las curvas. La suspensión neumática es una opción que aumenta un poco el factor de confort, pero sólo merece la pena en las versiones más caras.

La Clase E es excepcionalmente cómoda en movimiento, aunque lo mejor es la suspensión neumática opcional, que le da un aire de coche de lujo. El Driver Pilot, opcional por 1.695 euros, utiliza el control de crucero adaptativo y la dirección asistida eléctrica para conducir de forma autónoma a velocidades de hasta 150 km/h, aunque hay que mantener las manos en el volante en todo momento para que funcione.

Veredicto del Mercedes Clase C frente al Mercedes Clase E

El Clase C es el más deportivo de los dos, así que si el máximo espacio interior no es tu principal requisito pero quieres algo con un poco más de atractivo para el conductor, probablemente sea el coche para ti. Sin embargo, la Clase E es más refinada y más elegante, y su moderno motor diésel de 2,0 litros es más suave que la unidad equivalente de 2,1 litros de la Clase C. Si te lo puedes permitir, la experiencia de conducción más redonda de la Clase E, con un mayor énfasis en el confort y el espacio, puede ser decisiva, pero la Clase C ofrece prácticamente la misma experiencia por un precio inferior.

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.

Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.