Plan Moves III Revisa las ofertas y toda la información del Plan Moves III para la compra de tu coche nuevo

¿Qué es un freno de mano eléctrico? Te lo contamos

Los fabricantes de automóviles se esfuerzan constantemente por facilitar al máximo la conducción. Por ello, el freno de mano electrónico es cada vez más común en los coches nuevos, sustituyendo la tradicional palanca de freno de mano por un botón. Esta es la guía de carwow sobre cómo funcionan y cómo es la vida con ellos.

Configura tu coche

¿Cómo funciona un freno de mano electrónico?

La palanca del freno de mano tradicional tensa un cable cuando se tira de él. Ese cable aprieta las pastillas o zapatas de los frenos traseros del coche sobre los discos -o tambores- que los mantienen firmes. Algunos coches tienen un disco y unas pastillas separadas en el eje trasero específicamente para el freno de mano.

Sea cual sea el sistema que utilice el coche, el principio es el mismo: al tirar de la palanca se bloquean las ruedas traseras para que el coche no se mueva cuando no se quiera.

Los frenos de mano electrónicos -a veces denominados frenos de estacionamiento electrónicos- funcionan sobre la misma base, pero utilizan motores eléctricos para lograr el efecto. Si pulsas o tiras del botón, los motores de los frenos traseros presionan las pastillas sobre los discos. A menudo se oye un zumbido tranquilizador cuando los motores hacen su trabajo.

Ofertas de SUV medianos
Modelo Desde
Volkswagen Tiguan 30.705 € Comparar ofertas
Ford Kuga 27.323 € Comparar ofertas
Mazda CX-5 29.700 € Comparar ofertas
Hyundai Tucson 28.400 € Comparar ofertas
Toyota RAV4 36.650 € Comparar ofertas

La mayoría de los frenos de mano electrónicos se desconectan automáticamente al arrancar. En un coche con caja de cambios manual, se soltará cuando lleves el embrague más allá del punto de mordida y pises el acelerador. No existe una norma industrial sobre la cantidad de “gas” que necesita un coche para liberar el “freno”: algunos se liberan con apenas un toque de acelerador, otros necesitan bastantes revoluciones.

Por ello, puede costar acostumbrarse a conducir un coche manual con freno de mano electrónico. La sensación de que el coche se tensa al morder puede ser bastante pronunciada, y la liberación puede parecer bastante severa. Es posible que te encuentres con que se te cala el coche mientras te acostumbras.

Sin embargo, al final, conducir un coche manual con freno de mano electrónico se convierte en algo natural.

Frenos de mano electrónicos en coches automáticos

Los frenos de mano electrónicos son mucho más fáciles de usar en los coches con caja de cambios automática: simplemente se desconectan cuando se pisa el pedal del acelerador.

Algunos coches disponen de una función de “retención en pendiente” en sus frenos de mano electrónicos. Esta función detecta cuando el coche está parado en una pendiente y mantiene los frenos sin que el conductor tenga que accionar el freno de mano. Esto permite una huida más rápida, ya que sólo tienes que conducir normalmente.

Algunos coches también tienen un interruptor para el freno de mano integrado en el pedal de freno, sobre todo los modelos del Grupo VW. Para activar el interruptor, basta con pisar el pedal de freno hasta el tope una vez parado; sentirás un poco de resistencia justo en la parte inferior del recorrido del pedal al pisar el propio interruptor.

Obviamente, puedes accionar el freno de mano manualmente accionando el interruptor. Algunos coches activan el freno automáticamente cuando se apaga el motor, otros no lo hacen.

¿Cuáles son los inconvenientes de los frenos de mano electrónicos?

Aparte de los problemas de “manejabilidad” comentados anteriormente, el principal problema potencial es que los frenos de mano electrónicos hacen imposible el cambio de frenos por parte de los usuarios. Se necesita un ordenador de diagnóstico especializado -y caro- que ordene a las pinzas de freno abrirse lo suficiente para extraer los discos y las pastillas.

Tampoco se pueden hacer giros con el freno de mano. Y no es que te animemos a hacerlo.

¿Vale la pena?

Los frenos de mano electrónicos son más fiables que un sistema mecánico, liberan espacio de almacenamiento en la consola central y eliminan algunas de las complicaciones del proceso de conducción. Puede que cueste un poco acostumbrarse a ellos, pero creemos que las ventajas compensan con creces.

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.

Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.