El Opel Mokka estrena generación con versiones eléctricas

El nuevo Opel Mokka ya es una realidad puesto que se ha presentado su nueva generación, que estará a la venta a principios de 2021. El nuevo Mokka llega con un diseño totalmente renovado y una versión 100% eléctrica que podrá obtener la etiqueta CERO de la DGT.

Este nuevo Opel Mokka es un modelo totalmente nuevo que se aprovecha de la reciente unión de Opel al grupo francés PSA, de esta manera comparte muchos elementos con el Peugeot 2008 y el DS3 Crossback. La plataforma también es común a los tres modelos, igual que ocurre con las mecánicas y algunos elementos del interior.

En comparación con la anterior generación del modelo, este nuevo Opel Mokka es algo más pequeño y se queda en los 4,15 metros de longitud. Sin embargo, gana ligeramente en distancia entre ejes por lo que su habitabilidad no debería verse afectada. El maletero por su parte alcanza los 350 litros de capacidad, por lo que se coloca por debajo de muchos rivales del segmento.

Lo cierto es que el listado de modelos que compiten contra el nuevo Opel Mokka es bastante elevado, puesto que el segmento SUV-B al que pertenece, es uno de los que más ha crecido durante el último año. Así nos encontramos con modelos como el Ford Puma, el Renault Captur, el Mazda CX-3, el Volkwagen T-Cross o el Skoda Kamiq entre muchos otros.

La imagen exterior del Opel Mokka X tiene poco o nada que ver con la de su antecesor, lo que nos parece una buena noticia. Si encontramos grandes paralelismos con el nuevo Opel Corsa, que parece estar marcando el ritmo en esta nueva etapa de Opel dentro del grupo PSA.

Tanto los faros delanteros como los traseros cuentan con una firma lumínica original y que ya asociamos a la marca alemana, mientras que en los laterales encontramos formas curvas que ayudan a aportar presencia al conjunto. La posibilidad de contar con pinturas bi color nos deja ver que la personalización es una de las facetas por las que el nuevo Opel Mokka pretende destacar.

El interior de nuevo se desmarca de la anterior generación del Mokka X e incorpora una instrumentación digital con un diseño propio y cuidado. A diferencia de los modelos de Peugeot, como el 2008, el Opel Mokka no emplea la configuración denominada i-cockpit. Esta consiste en una instrumentación colocada por encima del volante, y aunque aporta una imagen muy personal, no acaba de encajar con todos los conductores.

A nivel tecnológico nos llama la atención la posibilidad de incorporar un sistema de conducción autónoma de nivel 2 que funciona entre 20 y 180 km/h. Este controla la velocidad y la dirección, aunque las manos deben permanecer siempre en el volante y en los atascos es capaz de detener el vehículo por completo y después reiniciar la marcha.

Las motorizaciones disponibles serán dos de gasolina tricilíndricas de 100 y 130 CV, un diésel de cuatro cilindros y 110 CV y una eléctrica con una potencia de 136 CV y una autonomía estimada de 320 kilómetros. Se trata del mismo esquema eléctrico que podemos encontrar en el Peugeot e-2008 y está compuesto por un sistema de baterías de 50 kWh que soporta una potencia de carga de 11 kW.

Mientras esperas a que el nuevo Opel Mokka llegue el mercado en marzo de 2021, te recomendamos que entres en nuestro configurador para ver cuánto puedes ahorrar en los SUV híbridos que ya tenemos disponibles en carwow.

Ir al configurador