GLC, GNC, híbrido, enchufable, eléctrico, diésel, gasolina, gas. ¿Cuál elegir?

Gran variedad de combustibles

A la hora de elegir coche, son muchas las tecnologías que están disponibles en la actualidad: coches con motor térmico, híbridos, enchufables, eléctricos, de gas…

A día de hoy podemos contar con cerca de ocho tipos de combustible o tecnología a la venta. De ahí que elegir un coche nuevo se haya convertido en una tarea difícil y complicada. Por este motivo, vamos a intentar ayudarte con este post.

¿Cuales son las tecnologías?

Pues bien aunque te parezca difícil, es más sencillo de lo que parece… Y lo resumimos a continuación:

Las opciones más interesantes.

Para responder a esta pregunta lo primero que necesitas saber es si necesitas la etiqueta ECO o CERO de la DGT o si, por el contrario, te vale con un coche con etiqueta C.

Como sabrás, desde hace unos años la Dirección General de Tráfico categoriza los coches con unas etiquetas o distintivos ambientales. De esta manera, los coches ecológicos llevan la etiqueta ECO, que les permite el acceso sin restricciones a todas las ciudades, así como otros beneficios.

Esta clasificación se ha realizado pensando principalmente en las ciudades, como por ejemplo Madrid o Barcelona, donde ya se han diseñado algunas restricciones a la circulación.

Por ejemplo, en Madrid si no tienes un coche con etiqueta ECO o CERO no puedes acceder a Madrid Central (el centro de la ciudad) a no ser que seas residente o aparques en un parking privado. Y en Barcelona, desde el año 2020, aquellos coches sin etiqueta no podrán acceder al interior de las Rondas de Barcelona.

Esto significa que si vives en Madrid o Barcelona o vives en el extrarradio pero accedes al centro de estas ciudades de forma continuada y buscas un coche sin restricciones, tendrás que ir pensando en comprar un coche con etiqueta ECO o etiqueta CERO.

Es cierto que todavía las restricciones no son muy exigentes. Y también hay que reconocer que con un coche con etiqueta C puedes pasar al centro de cualquier ciudad a día de hoy. Pero es probable que con el paso de los años las restricciones vayan a más, porque de lo contrario, las multas por parte de Europa a las grandes ciudades serán muy altas.

Coches con etiqueta ECO.

Tendrás que escoger entre un coche con alguna de estas tecnologías:

Todos los coches híbridos o bien los coches de gas, ya sea GLP o GNC, incorporan esta etiqueta ecológica. Por lo tanto, aquí la oferta es abundante. En cuanto a la opción de elegir un coche híbrido o un coche de gas, las razones son muy personales.

Por ejemplo, te recomendamos que optes por un coche de GNC o GLP si tu presupuesto de adquisición es más económico y si tienes gasolineras, cerca de tu casa o el lugar de trabajo, con estos combustibles: GLP o GNC. Con GLP hay muchas gasolineras en España: alrededor de 600 estaciones. Por lo tanto, no hay problema. Con el GNC, sí que la oferta es más reducida: actualmente hay algo menos de 60.

De la otra manera, te recomendamos que optes por un coche híbrido, que no tienes que recargar porque lo hace él solo, si tienes un presupuesto más amplio, te gusta la última tecnología y tus recorridos son principalmente por ciudad, que es donde se saca mayor partido a la tecnología híbrida: en estas circunstancias es donde entra más en funcionamiento el motor eléctrico.

Los híbridos.

Supongamos que has decidido optar por la tecnología híbrida. Es una excelente opción ya que tienes la etiqueta ECO y si circulas por ciudad verás que el gasto rondará los 4 o 4,5 litros cada 100 kilómetros, una cifra imbatible.

Pues bien dentro de los híbridos, Toyota prácticamente copa el mercado de los superventas. En este sentido el híbrido más vendido en España es el Toyota C-HR, un SUV de tamaño medio y diseño vanguardista. También le siguen el Toyota RAV4, Toyota Yaris y Toyota Corolla, entre otros. Otro híbrido a tener en cuenta es el KIA Niro, que sobresale por un precio más contenido y una gran habitabilidad interior.

Y, aunque no son híbridos puros, pero sí llevan la etiqueta ECO, desde aquí también te recomendamos que tengas en cuenta los microhíbridos. Estos últimos son una tecnología reciente y que consiste en que un pequeño motor eléctrico y una diminuta batería asisten en algunos momentos (con el start/stop o en aceleración) al motor térmico. De esta manera, y aunque no están propulsados por el motor eléctrico, sí reciben la homologación de híbrido por parte de la DGT y cuentan con la etiqueta ECO.

Hablamos de microhíbridos tan interesantes como el Hyundai Tucson, el KIA Sportage o el Mazda 3, entre otros.

GLP (Gas Licuado del Petróleo).

Has decidido comprar un coche de GLP, que tiene la etiqueta ECO. Pues bien, aquí la oferta es algo más numerosa. Comenzando por los más pequeños tienes el Opel Corsa, Renault Clio, Fiat 500, Fiat Panda y Dacia Sandero.

Y si buscas algo más de tamaño, entonces tendrás que escoger entre un Opel Mokka X, Fiat Tipo o los Subaru XV o Subaru Forester.

GNC (Gas Natural Comprimido).

Si tienes una gasinera cerca y has decidido optar por un coche de GNC, con un coste aproximado de entre 3 y 4 euros por cada 100 kilómetros recorridos, entonces tendrás que optar por un modelo del Grupo Volkswagen. Entre otras cosas porque es el único fabricante que ha optado por esta tecnología GNC. Al menos, eso sí, el GNC está disponible en todas las marcas del grupo: SEAT, Audi, Volkswagen y Skoda.

Comenzando en este sentido por SEAT, encontramos que prácticamente toda su gama (salvo el Ateca y el Alhambra) tienen su versión de GNC. Por tanto, el SEAT Mii, SEAT Ibiza, SEAT Arona y SEAT Léon y SEAT León ST cuentan con motores de gas natural comprimido con potencias de entre 70 y 130 CV).

Audi, por su parte, también cuenta con versiones de gas en el Audi A3 Sportback, en el Audi A4 Avant y en el Audi A5 Sportback.

Skoda y Volkswagen también reciben la etiqueta ECO con sus versiones TGI de gas tanto para el Octavia como para el Caddy.

Coches con etiqueta CERO.

Ya sea porque eres más ecológico o porque te interesan los beneficios de la etiqueta CERO, como por ejemplo aparcar gratis en zona de estacionamiento regulado como Madrid, buscas un coche con este distintivo ambiental.

Hablamos de los eléctricos puros o bien los híbridos enchufables con más de 40 kilómetros de autonomía. Conviene tener en cuenta que para disponer de un coche con etiqueta CERO es necesario, sí o sí, un enchufe.

Es decir que estos coches sólo serán interesantes si cuentas con un enchufe o bien en casa o bien en el trabajo.

Pues bien si optamos por los híbridos enchufables, aquí los más vendidos son el Mitsubishi Outlander, el Mini Countryman, el BMW Serie 2, KIA Niro, Land Rover Range Rover o Hyundai Ioniq, entre otros. Además, más adelante llegarán otros modelos como el Opel Grandland X, Audi Q5, BMW X3 y BMW Serie 3, entre otros.

Si todavía quieres ir más allá y buscar un eléctrico 100%, entonces tienes que saber que el Nissan Leaf es el más vendido, seguido del Tesla Model 3, Hyundai Kona, Renault Zoe y BMW i3, entre otros.

¿Gasolina o diésel?

Si, por el contrario, no tienes necesidad de acceder al centro de las grandes ciudades, entonces te recomendamos que optes por un coche convencional, con motor térmico de toda la vida (ya sea gasolina o diésel) y la etiqueta C. Estos coches incorporan las últimas tecnologías en eficiencia y, por lo tanto, apenas cuentan con restricciones.

En este sentido, la norma principal para escoger entre un gasolina o diésel es el kilometraje anual. Es decir, todo aquel usuario que realice más de 20.000 kilómetros al año, principalmente con distancias largas y con un alto nivel de ocupación en el vehículo, sin duda que lo mejor es un coche diésel. No hay ningún otro vehículo más eficiente que un motor de gasóleo.

Por el contrario, si las distancias son cortas, el uso es urbano y el kilometraje anual se sitúa entre los 10.000 y los 15.000 kilómetros al año, la mejor opción es un gasolina. Un coche diésel con este nivel de kilometraje no interesaría.

Puedes configurar en la web de carwow muchos de estos modelos y poder elegir entre combustible convencional o las nuevas motorizaciones ecológicas.