Menos emisiones en Madrid Central: todos los coches con los que puedes entrar

Coches híbridos, eléctricos y de gas…

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en España mueren 10.000 personas al año a causa de la contaminación atmosférica, una cifra preocupante que ha obligado a las autoridades a tomar medidas.

A finales de 2018 entró en vigor Madrid Central, un área de restricción a la circulación de vehículos contaminantes en el centro de la capital. Ahora, tras un año de funcionamiento, Ecologistas en Acción ha publicado un avance de su informe anual, en el que aseguran que la contaminación en el área se ha reducido en un 20%.

Los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) han disminuido en todas las estaciones de medición que se encuentran dentro del área de acción de Madrid Central, mientras que en otros puntos de la ciudad, fuera de esta zona de bajas emisiones, también se han apreciado mejoras en la polución. Parece que Madrid Central funciona, ¿no?

Por eso hoy nos animamos a hacer un repaso por nuestros modelos favoritos con etiqueta medioambiental ECO y CERO, o lo que es lo mismo, coches que nos permiten entrar a Madrid Central gracias a sus bajas emisiones, vamos allá.

Híbridos

Nuestra primera parada son los coches con sistema híbrido, modelos que combinan un motor de combustión de gasolina con otro eléctrico, que se alimenta a través de una pequeña batería. Con esto se consigue que durante algunos momentos de la conducción, el motor térmico deje de funcionar, lo que reduce notablemente los consumos y también las emisiones.

La marca con una mayor oferta en esta categoría es sin duda Toyota, te recomendamos tres de sus modelos. El primero es el Corolla, un compacto que acaba de renovarse por completo y ha sustituido al Auris. Si prefieres un SUV, aparece el CH-R con su línea atractiva y rompedora, ahora cuenta con una motorización de 180 CV. Y si lo que necesitas es espacio tu coche es el Toyota RAV-4, un SUV tan eficiente como amplio por dentro.

Kia también aparece en nuestros pensamientos, ya que su Niro, un SUV de tamaño medio con toques de monovolumen, también cuenta con un sistema de propulsión híbrido muy similar al de los Toyota. Consigue unos buenos consumos a un precio ajustado, echa un vistazo a nuestras ofertas. Todos estos modelos obtienen la etiqueta ECO de la DGT, puesto que son capaces de circular en modo 100% eléctrico puntualmente, sus sistemas son especialmente eficaces en ciudad, puesto que recuperan energía en las frecuentes frenadas del tránsito urbano.

Híbridos enchufables

Estos modelos cuentan con un sistema similar a los anteriores, utilizan motores eléctricos y térmicos y los combinan para moverse de la manera más eficiente posible. Sin embargo, hay una clara diferencia, los híbridos enchufables cuentan con baterías mucho más capaces, que les permiten circular más de 50 kilómetros en modo 100% eléctrico.

Nuestra primera recomendación es un auténtico superventas. El Mitsubishi Outlander PHEV se ha convertido en uno de los híbridos enchufables más vendidos en todo el continente europeo, su estética SUV y su precio atractivo le convierten en un candidato ideal para aquellos conductores que quieran obtener la etiqueta CERO de la DGT.

El Mini Countryman PHEV es un auténtico caso digno de estudio, un modelo que mantiene la herencia de una marca tan clásica como Mini, pero que ahora cuenta con un sistema de propulsión electrificado que le permite ser realmente ecológico.

Estos dos modelos obtienen la etiqueta CERO de la DGT gracias a su sistema híbrido enchufable. Hacemos hincapié en lo de enchufable, ya que a diferencia de los híbridos simples, estos modelos requieren conectarse a una toma de corriente para recargar por completo sus grandes baterías.

Coches de GLP y GNC

Otros coches que también obtienen la etiqueta ECO de la DGT son aquellos que utilizan sólo un motor térmico, pero prescinden de la gasolina o el diésel como combustible y lo sustituyen por el gas. Los hay de dos tipos, lo que utilizan Gas Natural Comprimido (GNC) o los de Gas Licuado de Petróleo (GLP).

Con GLP encontramos modelos como el Opel Corsa o el Dacia Sandero, que obtienen la etiqueta ECO de la DGT gracias a este combustible alternativo, más barato y ecológico. Si buscamos GNC el auténtico rey es Seat, ya que tanto el Ibiza como el Arona y el León tienen versiones adaptadas para funcionar con Gas Natural Comprimido, se denominan TGI.

100% eléctricos

Llegamos a los auténticos reyes de la ecología, los eléctricos. Modelos que no tienen motores de combustión y únicamente se impulsan gracias a la gran capacidad de sus baterías, por ello, también son los más caros, y tienen una autonomía más limitadas.

El superventas de la categoría es el Tesla Model 3, un vehículo desarrollado por la empresa estadounidense Tesla, una de las llamadas a liderar el cambio en la industria de la automoción. Es un modelo más asequible que su hermano mayor el Model S, pero igual de futurista que él, ya que puede conducir por sí mismo gracias al ‘Autopilot’.

El Nissan Leaf es otro de los pesos pesados de esta categoría, es algo más asequible y también ofrece buenas cifras de autonomía. Llama la atención una de sus características, denominada e-pedal. Si activamos esta función podremos conducir utilizando sólo el pedal del acelerador, ya que cuando levantamos el pie de este, el sistema de recuperación de energía es capaz de frenar el coche sin necesidad de que intervengan los frenos de disco, esto le permite aprovechar todavía más su generosa batería y estirar la autonomía algunos kilómetros.

El pequeño Renault Zoe es un modelo que acaba de actualizarse, resulta perfecto si queremos movernos con agilidad por la ciudad. Ofrece una autonomía muy generosa, que permite alcanzar los 386 kilómetros sin detenerse. Se puede alquilar su batería, lo que ayuda a reducir el precio de entrada.

Toyota Corolla

Este compacto destaca por su sistema de propulsión híbrido
8/10
26.350 € - 33.100 €
PVP
Leer opinión Comparar ofertas

KIA Niro Híbrido

Un crossover híbrido con un buen espacio interior
6/10
27.250 € - 32.000 €
PVP
Leer opinión Comparar ofertas