Si quiero comprarme un SUV… ¿Qué elijo? ¿Diésel o gasolina?

Grandes diferencias

Lo tengo claro. Este año quiero comprar un coche nuevo. Estoy decidido a dar este paso. Además, me gustan mucho los SUV, los todocaminos… aquellos vehículos que una gran capacidad interior y, además, ofrecen un carácter aventurero que me permitirá aprovechar al máximo mi tiempo de ocio.

Sin embargo… con las últimas noticias que leo, tengo muchas dudas sobre qué coche comprar y también sobre qué motor escoger. ¿Diésel o gasolina? ¿Merece la pena un diésel? ¿Tendré restricciones a la circulación en un futuro? Esperamos aquí resolver tus dudas.

Elige primero el tamaño.

El primer paso para decidirnos sobre un SUV es tener claro qué tamaño necesitamos. Aunque existen muchos diferentes, aquí vamos a analizar tres de ellos. El primero de ellos es el de los SUV pequeños o urbanos. Hablamos de modelos como el SEAT Arona, el Renault Captur o el Peugeot 2008, entre otros. 

Este tipo de coche está destinado principalmente para aquellos conductores o familias que usan el vehículo principalmente en la ciudad, que no hacen escapadas por fuera del asfalto y que no tienen grandes necesidades de espacio.

Tras los SUV urbanos, llegamos a los todocaminos compactos, la categoría más demandada y con mayor oferta. Hablamos de modelos como el Nissan Qashqai, SEAT Ateca o Volkswagen Tiguan, entre otros. Estos SUV presentan ya un tamaño mayor, por lo que ofrecen más capacidad para sus ocupantes, y cuentan con un carácter más aventurero ya que la gama también ofrece versiones 4×4.

Y por último, vamos a hablar de los SUV más grandes, los todocaminos familiares. Modelos que se caracterizan, muchos de ellos, por tener tres filas de asientos y que, si dejamos de lado los premium, entre los más vendidos, destacan el Toyota RAV4, Peugeot 5008 y SEAT Tarraco.

En los SUV pequeños, gasolina.

Pues bien, una vez que tenemos claro estos tres tamaños, vamos a intentar averiguar qué motor y combustible nos conviene. Y para ello vamos a ‘tirar’ de las estadísticas de Aniacam (la asociación de importadores) puesto que nos sirven de mucha ayuda.

Y en este sentido, comenzaremos por los SUV urbanos. Y aquí, lo cierto es que no hay duda. Según esta organización el 76% de los compradores han elegido un SUV urbano de gasolina. ¿Las razones? Pues son muchas. Una de las primeras es que al tener un enfoque urbano con él haremos menos kilómetros y, por lo tanto, si eligiéramos un diésel sería muy difícil de amortizar. Pero a ello también hay que sumar que al ser un coche con un enfoque urbano, también surgen prejuicios con los motores diésel.  Por tanto, si escogemos un coche SUV urbano, está claro, la mejor elección es un gasolina.

En los SUV compactos, también gasolina.

Subimos de escalón ahora y nos vamos a los SUV compactos. Y aquí volvemos a comprobar las estadísticas de Aniacam para señalar que el 67% de los compradores en 2019 han optado por un SUV compacto de gasolina. Por tanto, vemos que la gasolina se vuelve a imponer en este tipo de vehículos.

Y, analizando un coche concreto, por ejemplo, vemos que no les falta razón a los usuarios. Por ejemplo, vamos a calcular qué es más rentable, si comprar un SEAT Ateca de gasolina o diésel. Para ello calcularemos las diferencias que hay entre el SEAT Ateca 1.0 TSI de 115 CV con el acabado Reference Eco y el mismo modelo pero con el motor 1.6 TDI de 115 CV.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que el Ateca de gasolina es mucho más accesible (22.860 euros) frente al diésel (25.460 euros).

Por tanto, aquí tenemos ya una primera diferenciación. Si optamos por el gasolina estamos hablando de que es 2.600 euros más económico que el diésel.

A ello añadimos una nueva variable: el precio del combustible. En España hoy (Julio de 2019) la gasolina tiene un precio medio de 1,36 euros y el gasóleo tiene un precio de 1,25 euros. Por lo tanto, la diferencia que hay entre uno y otro es de 0,11 euros el litro.

Continuamos analizando y llegamos ahora al consumo. Según las cifras oficiales, el Ateca de gasolina presenta un consumo de 5,4 litros, mientras que el Ateca diésel gasta 4,6 litros. 

Ya tenemos entonces todos los datos para realizar el cálculo. El Ateca diésel tendrá un coste por kilómetro de 0,062 euros y el gasolina será de 0,067 euros. Es decir la diferencia es mínima y, por tanto, necesitaremos en torno a los 500.000 kilómetros para amortizar la diferencia. Por tanto, y siempre que la diferencia entre el gasolina y el diésel sea tan abultadas… en este segmento, no interesa el diésel. Los usuarios no se equivocan optando por el gasolina.

En los SUV familiares, diésel.

Pasamos ahora a analizar los SUV familiares. Y aquí vemos que según Aniacam, entre los meses de enero y diciembre, el 57% de los compradores ha optado también por un gasolina. Aquí, al ser coches más voluminosos y con una orientación más hacia el viaje nos surgen más dudas sobre si comprar un gasolina o un diésel

De ahí que haremos otra vez los cálculos. Y para ello tomaremos como referencia el SEAT Tarraco con el mismo acabado (Style) pero con un motor de gasolina 1.5 TSI de 150 CV y un diésel 2.0 TDI de 150 CV, ambos también con cambio manual.

Pues bien el Tarraco de gasolina cuesta 43.990 euros, mientras que el diésel tiene un precio de 34.290 euros. Es decir estamos hablando de que el diésel es más barato.

Si tenemos en cuenta que el diésel tiene un consumo de 4,9 litros y el gasolina su gasta es de 6,3 litros, tenemos que el coste por kilómetro del diésel será 0,066 euros mientras que el del gasolina es del 0,078. Esta diferencia nos permitirá saber que a partir de los 100.000 kilómetros recorridos nos habrá compensado optar por el diésel, ya que nos será más rentable.

Por tanto, y desde aquí, pensamos que si se opta por un SUV familiar y se recorren más de 15.000 o 20.000 kilómetros al año, es más recomendable optar por un SUV familiar diésel, en lugar de gasolina. 

Además no hay que tener miedo en este sentido a la elección de un diésel, ya que los modelos actuales incorporan los diésel de última generación, que emiten un bajo nivel de CO2 y partículas.

Configura el SUV que más te guste en la web de carwow para disfrutar de los grandes precios de nuestra red de concesionarios.