Plan Moves III Revisa las ofertas y toda la información del Plan Moves III para la compra de tu coche nuevo

Los 10 coches más fáciles de aparcar

Por arquitectura y en teoría, un coche de dimensiones reducidas es más sencillo de aparcar que otro más voluminoso. Pero no siempre es así. Hay utilitarios, compactos, berlinas o SUV muy fáciles de estacionar.

Configura tu coche

Coches que, en definitiva, son ágiles y manejables, óptimos para quienes aparcan y desaparcan varias veces al día o al que esta maniobra les puede resultar complicada. Estas son nuestras propuestas junto con las ofertas que desde carwow te ofrecemos. Opciones para todos los gustos, necesidades y presupuestos.

Ofertas de coches
Modelo Desde
Fiat 500 16.600 Comparar ofertas
Hyundai i10 14.450 € Comparar ofertas
Skoda Fabia 17.700 € Comparar ofertas
Ford Fiesta 17.211 € Comparar ofertas
smart EQ fortwo 24.450 € Comparar ofertas
Toyota Aygo 14.450 € Comparar ofertas

Fiat 500

El coqueto y ágil urbanita es, sin duda, uno de los coches más cómodos de aparcar. Esto se debe, no solo a sus medidas, sino a que, gracias a sus arquitectura de voladizos cortos y peso ligero, el vehículo se muestra realmente fácil durante la operación de estacionamiento o salida del mismo. Además, gracias a la buena visibilidad, a los asistentes y a las ayudas específicas de esta recurrente maniobra. De hecho, ostentó el récord mundial de estacionamiento en paralelo y en un espacio más pequeño, se aportaban solos 75 milímetros más que la propia longitud del coche.

Hyundai i10

Este coche es uno de los mejores coches pequeños, en general. Su relación entre calidad y precio, además de un diseño revisado en la actualización, un aumento de la habitabilidad, el confort y la seguridad, a partir de la inclusión de renovados o ignotos sistemas o ayudas, sobre todo para los equipamientos de mayor calado, hacen de este automóvil un verdadero ratón. Grácil y de voladizos también reducidos, ofrece incluso una mejor visibilidad que el citado Fiat 500 lo que permite estacionar sin complicaciones en plazas pequeñas.

Skoda Fabia

Próximo a recibir a la nueva generación, si algo nos ha enseñado el Skoda Fabia actual es que es un gran coche para la ciudad. De dinamismo sublime, agilidad atlética y habitabilidad más que correcta para albergar a los integrantes de una familia de máximo 4 personas y dar servicios para sus rutinas diarias, el estacionamiento en lugares comprometidos puede ser menos farragoso si se hace a bordo de este coche. Con unos pilares altos que permiten instalar unos cristales, tanto en las puertas como en el marco delantero como en el trasero de generosa área, dispone de una excelente visibilidad interior que ayuda a la toma de referencias cuando se aparca.

Ford Fiesta

Como el Skoda Fabia, gracias a unas dimensiones contenidas y a un aprovechamiento máximo del espacio interior, el Ford Fiesta se apoya en su agilidad y en su ligereza para ofrecer un coche dinámico en movimiento y liviano cuando se opera con el volante a nula o mínima velocidad durante su estacionamiento. A pesar de presentar unos cristales más angostos que el ejemplo anterior, este coche ofrece una gran visión de lo que sucede tras la segunda fila de asientos y no será gracias a la luna trasera sino al sistema de cámara y asistente al aparcado que este coche equipa.

Volkswagen T-Roc

Sí, hay SUV que son cómodos de conducir y fáciles de aparcar. Y el Volkswagen T-Roc es el que más. Gracias a su arquitectura, construido sobre la base del mismo Volkswagen Golf, mejor la visibilidad de éste gracias a su configuración como todocamino. Con una mayor distancia libre al suelo y unos asientos que, en una colocación permiten otear el horizonte desde el habitáculo, la visibilidad en 360 grados es realmente buena. Habida cuenta de que, gracias a los sistemas de asistencia y ayuda a la conducción refinados, como el Park Assist, aparcar es pan comido con este coche.

Toyota Aygo

Ya solo como coche híbrido, para quienes el Toyota Yaris resulta un coche grande, el Toyota Aygo se presenta como la versión más reducida del concepto utilitario urbano e híbrido. Un coche muy ágil, tanto que resulta muy divertido fuera de población y donde, a pesar de no presentar una mecánica especialmente potente, su relación entre el peso y el potencia, junto con una agilidad sorprendente, permite realizar un trazado montañoso con soltura y que, cuando vuelve a su estacionamiento en la metrópolis, hace la vida un poco más fácil a su conductor gracias, en parte, al asistente de estacionamiento que equipa.

smart EQ fortwo

Uno de los coches eléctricos urbanos más cómodos de conducir y de aparcar es el smart EQ fortwo. Este automóvil de dos plazas cuenta con una longitud de 2.695 milímetros y una distancia entre ejes de 1.873 milímetros, acompañado de un enérgico propulsor de 82 CV, el diámetro de giro permite maniobras partiendo desde parado casi increíbles. Además, gracias a su volumen, es factible e ideal para espacios para estacionar en los huecos más insospechados. Todo un aliado para quien su vida depende y se centra en movimientos continuos en una gran ciudad.

SEAT Mii Electric

El Seat Mii electric solo se vende en esta versión eléctrica.

Con el Volkswagen e-Up! y el Skoda Citigo iV fuera del mercado, el único de los trillizos comercializado aún es la alternativa económica al smart EQ pero forfour de cuatro plazas y cuatro puertas. Un coche modesto, minimalista por dentro, práctico para el día a día y capaz de moverse fuera de ciudad correctamente gracias a un motor que permite incorporaciones a vía rápida sin presentar un riesgo para sus ocupantes ni para los demás y una autonomía de unos 260 km, un rango que puede regenerarse de manera prácticamente involuntaria en el desenfreno de la circulación metropolitana. Una actividad frenética que será más relajada cuando este coche se postule como el utilitario eléctrico para hasta cuatro ocupantes con el que moverse de una calle a otra de la urbe.

KIA XCeed

Otro vehículo de corte montaraz pero arquitectura próxima a la de un turismo compacto que se maneja bien y se aparca mejor es el KIA XCeed. Este habilidoso vehículo se desenvuelve muy bien en zona montañosa, pero sobre el asfalto, no así en zonas sin pavimentar donde solo su altura y su suspensión permiten algún tipo de escarceo off-road. Donde mejor se desenvuelve es en plena ciudad. Su dirección que, incluso puede llegar a ser excesivamente liviana en marcha, en estacionamiento, reduce el nivel de esfuerzo durante su aparcamiento y, gracias al equipamiento tecnológico de última generación de KIA, se compensa una visibilidad cristalina a partir de los sensores y cámaras que rodean a este coche.

BMW i3

Su carrocería, de aspecto similar a un prisma cuadrangular, sus elevados pilares, su generosa superficie posterior acristalada y una longitud muy bien aprovechada en su habitáculo de tan solo 4 metros donde la altura a la que se posicionan los ojos puede ser realmente elevada, y un sistema motriz que impulsa por defecto las ruedas traseras, hacen del BMW i3 uno de los coches más fáciles de aparcar. A pesar de su tosca apariencia, es un coche muy refinado, tanto en circulación como en maniobras a baja o ninguna velocidad y que, como buen representante de una era aún más tecnológica, cuenta con un buen repositorio de sistemas que facilitan el aparcar o desaparcar incluso en espacios de dimensiones reducidas.

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.

Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.