Plan Moves III Revisa las ofertas y toda la información del Plan Moves III para la compra de tu coche nuevo

Guía de llantas para tu coche nuevo: toda la información que necesitas

Si estás pensando en elegir un juego de llantas para tu vehículo, antes debes saber esto:

  • Con unas llantas específicas para tu modelo evitarás quebraderos de cabeza.
  • Es posible que sea necesario hacer un proyecto de homologación.
  • Disponibles a través de accesorios originales en tu concesionario o de distribuidores de fabricantes externos o aftermarket.
  • Existen diferentes tipos de llantas para todos los bolsillos.

Configura aquí tu coche

Qué son

Las llantas son llantas (o rines, como dicen nuestros amigos latinoamericanos), ¿no? Pueden parecer algo simple, pero son el elemento que conecta al coche con los neumáticos y éstos, a su vez, con el asfalto. Sin duda, es una tarea muy importante que merece prestarle bastante atención, ya que cuando nos adentramos un poco en esta categoría de accesorios, descubrimos que en realidad hay mucha tela que cortar y dudas que resolver, ya que es muy fácil arruinar por completo el comportamiento, el equilibrio, las prestaciones o incluso la estética del coche, si no tenemos en cuenta ciertas consideraciones y no entendemos los conceptos básicos.

Para qué sirven

Nos van a servir principalmente para mejorar, o más bien adaptar a nuestros gustos y necesidades, en dos áreas principales:

  • Estética: estaremos de acuerdo en que son el principal accesorio por ser el que más va a cambiar el aspecto de tu vehículo, y por tanto suele ser lo primero que tenemos en cuenta para personalizarlo.
  • Prestacional o dinámica: una buena elección del tipo de llanta con las medidas adecuadas, pueden hacer que ganemos de forma notable en prestaciones tanto en línea recta como en curva, modificar el comportamiento del coche o garantizar una experiencia de conducción segura, ya sea sobre nieve, hielo, superficies mojadas, arena o superficies bacheadas.

Qué es el ET de una llanta

Si me dieran un euro cada vez que me han preguntado qué es el ET (offset) o desplazamiento y qué valor sería el correcto para su coche… Ésta es una medida clave para realizar un correcto ajuste o fitment de la rueda con respecto a la carrocería, la suspensión y los frenos, además de que también va a definir el ancho de vías de los ejes.

Por definición, el ET es el espacio que hay, medido en milímetros, entre el plano vertical que seccionaría la llanta por la mitad y el plano o superficie (por la parte interna) del asiento de la llanta al buje (es decir, donde apoya el metal de la llanta con el metal del disco de freno). Determina, por tanto, cómo de lejos asentará la llanta con respeto al eje.

Es una medida poco intuitiva, ya que a menor valor de ET (puede incluso ser negativo), mayor será el ancho de vías resultante y más hacia afuera quedará el borde de la llanta y el neumático (también más alejado de la suspensión y los frenos), incluso puede sobresalir la rueda de la carrocería (podrías tener problemas incluso para homologar). Y, al contrario, es decir, con un valor más alto, lo que ocurrirá es que la cara externa de la llanta quedará muy metida dentro de la carrocería, puede que incluso llegue a tocar el neumático con la suspensión o la superficie interna de la llanta con las pinzas de freno, con lo cual serían incompatibles.

Medidas de una llanta

El resto de medidas principales que hay que tener en cuenta para la elección de un nuevo juego de llantas y para saber si nos valdrán en nuestro coche, son la siguientes:

  • Tamaño de la llanta: se dan las medidas en pulgadas atendiendo al diámetro y al ancho, ambos medidos con respecto a la superficie de montaje del neumático. Por ejemplo, una llanta de 18” de diámetro y 8.5” de ancho se diría que es una llanta de 18 x 8.5”.
  • Buje o center bore: nos da el diámetro del agujero que hay en el centro de la llanta, medido en milímetros. A veces lo veremos abreviado como CB.
  • CD, anclaje o bolt pattern o bolt circle: es, por una parte, el número de agujeros que tiene la llanta para los tornillos o espárragos y tuercas, y, por otra parte, los milímetros de diámetro de la circunferencia que se crea uniendo los puntos centrales de estos agujeros. Así, por ejemplo, nos encontramos con el caso de BMW que tienen anclajes de 5×120, o en el grupo Volkswagen, Audi, Seat o Skoda sería de 5×112.

Tipos de llanta

Según la tecnología y el material con que esté hecha la llanta, tendremos una relación peso/resistencia más o menos óptima, aunque siempre debemos cumplir con los requisitos de resistencia o rigidez mínimos para el uso al que vaya destinado el coche. El tipo de llanta dependerá al final en gran parte del presupuesto con el que contemos.

  • Estructura: de una pieza o monoblock y desmontables de 2 o 3 piezas (como las míticas BBS de competición en las que podemos ver los remaches, el centro dorado y la garganta pulida).
  • Tecnología: las normales y más típicas son las de fundición o cast, un paso por encima estarían las flowformed (o semiforjadas) y, por último, y bastante más caras, las completamente forjadas, que nos ofrecen la mayor rigidez con el menor peso posible.
  • Material: las hay de acero (típicas de vehículos todoterreno por su resistencia o gamas básicas y utilitarios con tapacubos por su bajo coste), de aleación de aluminio (actualmente son la gran mayoría por su relación coste/ligereza), de magnesio y de carbono. Éstas dos últimas sólo están disponibles en coches muy especiales y deportivos o de alta competición, ya que consiguen la máxima ligereza, pero ojo, porque también son más delicadas.

Al final, el tipo de llanta que elijamos dependerá, en gran parte, del presupuesto con el que contemos.

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.

Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.