Jeep Wrangler 4xe: el icono 4×4 estrena versión híbrida enchufable en 2021

El Jeep Wrangler, uno de los 4×4 más icónicos de la historia, tendrá una versión híbrida enchufable denominada Jeep Wrangler 4xe. Está previsto que salga a la venta a principios de 2021 y tendrá una autonomía eléctrica alrededor de los 40 kilómetros, por lo que probablemente recibirá la etiqueta CERO de la DGT.

Lo cierto es que cuesta trabajo imaginar una imagen más contradictoria en el mundo de la automoción. Un Jeep Wrangler, heredero directo del mítico Jeep Willys del ejército estadounidense, icono de la robustez mecánica y la tradición 4×4, defensor en esencia del concepto clásico de automóvil, ahora saca una versión híbrida enchufable que le permite reducir consumos y emisiones.

Y aunque decimos que son dos conceptos originalmente contradictorios, lo cierto es que cuando nos detenemos a pensar, empiezan a aflorar la cantidad de ventajas que puede suponer para un Jeep Wrangler contar con un sistema eléctrico además del motor de combustión. Quizás el único punto que se resienta sea el precio, aún no ha sido confirmado pero nos atrevemos a adelantar que no será barato.

Por suerte, aquí aparecen las ofertas de carwow, por lo que te recomendamos ir echando un vistazo a los SUV híbridos que ya tenemos disponibles para que te hagas a la idea de la cantidad de dinero que te puedes ahorrar respecto al precio oficial de las marcas.

Ir al configurador

Jeep Wrangler 4xe 2021, un icono que se reinventa como híbrido

El Wrangler no es el primer modelo de la marca del grupo FCA que ofrece un sistema de propulsión híbrido enchufable. Tanto el Renegade como el Compass están a punto de hacer su debut comercial en Europa bajo el apellido 4xe, sin embargo, el sistema híbrido del Wrangler 4XE es quizás el más interesante de los tres.

El conjunto de propulsión está formado por un motor de gasolina de cuatro cilindros, dos litros y sobrealimentado por turbo que se une a los dos motores eléctricos del sistema de 400 V. Las baterías se ubican bajo los asientos traseros y tienen una capacidad total de 17 kWh y 96 celdas.

La combinación de los dos motores eléctricos, uno acoplado a la transmisión de 8 velocidades automática y el otro unido al cigüeñal del motor, con el motor térmico de gasolina, arrojan una potencia total combinada de 380 CV, una cifra notablemente superior al resto de la gama Wrangler existente.

En términos de consumo y autonomía este sistema promete cifras inferiores a las de los modelos de combustión existentes, gracias a la actuación conjunta del motor gasolina y los dos motores eléctricos. Si optamos por conducir únicamente con energía eléctrica, el rango oscilará alrededor de los 40 kilómetros, por lo que los modos de conducción que permiten gestionar el uso de la batería, serán cruciales para exprimir al máximo las prestaciones eléctricas.

Aunque el sistema híbrido tiene como principal objetivo mejorar los consumos y reducir las emisiones del Jeep Wrangler 4xe cuando circule por asfalto, lo cierto es que también puede ser de gran utilidad cuando el Wrangler entre en su zona de confort, el campo.

Y es que una de las ventajas de los motores eléctricos es que son capaces de entregar todo su par motor de manera instantánea, no requieren de un régimen de revoluciones concreto como los motores diésel o gasolina. Esto permite que el torque combinado del sistema se coloque en unos notables 637 Nm, que unidos a las cajas reductoras que montan los Wrangler en función de su acabado, aseguran el avance de este coloso híbrido por cualquier terreno y superficie.

La profundidad de vadeo, es decir, la capacidad que tiene este Jeep para sumergirse en el agua al atravesar un río, no se ve mermada por la condición eléctrica del Wrangler 4xe. La marca estadounidense asegura que todos los componentes eléctricos están protegidos herméticamente, por lo que los 76 centímetros de vadeo están condicionados únicamente por la toma de aire del motor de combustión.

Nos queda claro que, a pesar de querer modernizarse y ser más respetuoso con el medio ambiente, el Jeep Wrangler no renuncia a su carácter de todoterreno puro con esta versión 4xe. Ahora solo nos queda sentarnos a esperar hasta 2021 para poder ver este interesante 4×4 “civilizado” en acción.