BLACK FRIDAY Desde el 11 al 29 de Noviembre

Así es el nuevo Volkswagen T-Roc R: los SUV también pueden ser deportivos

Un todocamino de 300 CV

Hasta ahora, los conceptos de SUV y deportividad eran antagónicos. Entre otras razones, porque los SUV son vehículos algo más altos, con unas suspensiones más confortables y con mayor peso. Características, todas ellas, que suelen ir en dirección contraria a los vehículos más deportivos, que se caracterizan por su centro de gravedad más bajo, formas afiladas y peso aligerado.

Pues bien, son ya numerosos los fabricantes que han roto esa barrera y han creado auténticos SUV deportivos. Un buen ejemplo de ello es Alfa Romeo con el Stelvio, sobre todo en la versión Quadrifoglio. Pero también podemos citar a Cupra, la marca deportiva de Seat, con el Cupra Ateca.

Desde hoy, además, este listado crece con un nuevo modelo. Se trata del Volkswagen T-Roc R, la versión más deportiva del T-Roc, que se caracteriza por su motor de elevada potencia y comportamiento dinámico. Analizamos a continuación cuáles son los detalles más importantes de este modelo.

Cómo es Volkswagen T-Roc R.

El T-Roc R es una versión deportiva basada en el Volkswagen T-Roc lanzado en 2017. Es la segunda variante del T-Roc tras la versión convencional (el T-Roc normal), el Cabrio (la variante descapotable) y, ahora, este T-Roc R.

Respecto al modelo del que deriva, Volkswagen ha querido que este T-Roc R tenga un aspecto diferenciado. Así, por ejemplo, cuenta con parachoques específicos, tomas de aire en negro brillante, el logo R en la parrilla, unos retrovisores con carcasas en cromo mate, barras en el techo en plata, llantas de 18 pulgadas (y de 19 pulgadas en opción), unos grupos ópticos diferenciados y un sistema de escape diferenciado, firmado por Akrapovič, y con un sonido característico.

Cómo es su interior.

Una vez dentro del T-Roc R, este modelo se caracteriza por tener un habitáculo diferenciado. Por ejemplo, el volante es más deportivo y está cubierto de cuero, además, cuenta con la parte inferior achatada, costuras en gris y el logotipo R.

Otro aspecto diferenciador del volante son las levas situadas detrás del mismo, que permiten realizar una conducción más deportiva, subiendo y bajando cada una de las siete marchas del cambio de doble embrague.

También llama la atención la pantalla táctil de ocho pulgadas del sistema de información y entretenimiento, al igual que el cuadro de instrumentos, también digital, de 10,25 pulgadas y que Volkswagen llama Digital Cockpit. Cierra la lista de elementos destacables la recarga inalámbrica y la compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay.

Asistentes a la conducción.

Es otro de los puntos fuertes del Volkswagen T-Roc R. Hablamos de los asistentes a la conducción. Elementos como el control de crucero adaptativo (ACC) con parada y arranque, el sistema de frenada de emergencia en ciudad, sistema de ayuda al mantenimiento en el carril, ayuda al aparcamiento delantero y trasero, cámara de marcha atrás, detector de fatiga y llamada de emergencia automática, además de control de arranque en pendiente.

Poderoso motor.

Hasta aquí todo bien. Sin embargo, nos hemos dejado para el final, lo mejor. Hablamos de su motor. Se trata de un poderoso propulsor de gasolina de dos litros de cilindrada con 300 CV de potencia y un par de 400 Nm.

Es una mecánica que transmite toda su potencia a ambos ejes por medio de la tracción total 4Motion y el cambio automático de doble embrague DSG de serie. Además, cuenta con frenos de alto rendimiento y elementos como un ‘Launch control’ que permite lograr la mejor aceleración desde parado.

De hecho, este T-Roc R logra alcanzar los 100 km/h en 4,8 segundos, una cifra más propia de un deportivo. Y algo similar ocurre con la velocidad máxima que es también extremadamente elevada: 250 km/h.

Este T-Roc R, además, cuenta con diferentes modos de conducción. Y de todos ellos, nos llama la atención el modo Race, donde nos permite exprimir al máximo todo el potencial de la mecánica, el bastidor y la suspensión, que opcionalmente puede ser adaptativa.

Dependiendo del modo de conducción utilizado, este T-Roc R puede ofrecer una dirección más directa o más suave y confortable; así como un motor más poderoso o más eficiente…

Precio y rivales.

En cuanto a rivales, desde aquí pensamos que el coche con más similitudes es el Cupra Ateca, que también cuenta con un motor 2.0 TSI de 300 CV y un bastidor similar. El Cupra, además, destaca por su excelente comportamiento y por un precio algo más ajustado.

En concreto, el Volkswagen T-Roc R está a la venta desde 47.055 euros, precio de tarifa sin campañas. Y el Cupra Ateca parte de los 45.550 euros. Así que podemos decir que la competencia está… en el propio garaje.

Si estás interesado en este T-Roc R o en cualquier otra versión del Volkswagen T-Roc no te olvides de ‘pasar’ por el configurador de carwow para poder aprovecharte de las mejores ofertas de nuestros concesionarios.

Volkswagen T-Roc

Un SUV compacto cargado de tecnología y comodidades
8/10
22.761 € - 35.751 €
PVP
Leer opinión Comparar ofertas