Qué es un coche eléctrico: tipos, funcionamiento y cargadores

Así funciona un coche eléctrico

El coche eléctrico es ya una realidad, cada vez es más frecuente cruzarse con este tipo de vehículos en las principales ciudades españolas, sin embargo, para muchos conductores siguen siendo auténticos desconocidos. La principal razón a este desconocimiento es que se trata de una tecnología muy diferente al motor de combustión, es decir los motores que hemos tenido siempre hasta la fecha.

En esencia los coches eléctricos son coches ‘normales’ pero que no hacen ruido, sin embargo, la realidad va mucho más allá de eso. Por tanto, hoy nos proponemos sumergirnos de lleno en el mundo de la automoción electrificada, para arrojar algo de luz sobre el tema.

Tipos de coches eléctricos

No todos los coches eléctricos son iguales y encontramos tres categorías para clasificarlos, los principales argumentos para diferenciarlos son su forma de propulsión y la manera en la que obtienen la energía eléctrica.

El primer tipo son los vehículos eléctricos puros o EV, nosotros también los llamamos frecuentemente ‘100% eléctricos’. Son coches que únicamente cuentan con uno o más motores eléctricos para impulsarse y sólo pueden obtener más energía eléctrica a través de un punto de carga exterior.

Estos modelos actualmente tienen autonomías que oscilan entre los 200 y los 500 kilómetros ya que utilizan unas baterías de gran capacidad, que por otro lado incrementan su peso y su consumo. Algunos ejemplos de modelos 100% eléctricos son el Renault ZOE, el Nissan Leaf, el Tesla Model 3, el Seat Mii electric, etc.

La segunda categoría es la de los híbridos enchufables o PHEV, modelos que cuentan con motor térmico y uno o más motores eléctricos. Si su batería está cargada permiten desplazar al vehículo de manera 100% eléctrica durante algunos kilómetros, entre 30 y 60 Km aproximadamente.

Su batería se recarga a través de puntos conectados a la red eléctrica, aunque algunos son capaces de generar electricidad también a través del motor térmico. Cuando las baterías se agotan entra en juego el motor de combustión, que es capaz de impulsar el coche como si de un automóvil tradicional se tratara.

Parece que esta es la tecnología por la que más están apostando los fabricantes a día de hoy, puesto que encontramos muchos modelos recientemente lanzados al mercado con estas características, como el Renault Captur E-Tech, el Toyota Rav4 Plug-in Hybrid o el Seat Tarraco PHEV.

Por último, llegamos a los vehículos eléctricos de autonomía extendida o EREV, al contario que las dos opciones anteriores, es más difícil encontrar modelos nuevos que apuesten por esta tecnología. Este esquema mecánico utiliza también un motor de combustión y uno o más eléctricos, la diferencia está en que sólo el motor eléctrico impulsa el vehículo.

De esta manera el motor térmico sólo carga la batería transformando la gasolina en electricidad. Sin embargo, también es posible recargar las baterías mediante una toma conectada a la red eléctrica. Actualmente no hay vehículos a la venta con esta tecnología, pero el Opel Ampera y el Chevrolet Volt sí la empleaban.

Te estarás preguntando por qué no hemos incluido en este listado los vehículos híbridos “convencionales”, como por ejemplo el Toyota Corolla. El principal motivo es que estos vehículos no pueden recargar sus baterías, que también son muy reducidas, a través de un enchufe a la red eléctrica. Tampoco pueden circular en modo eléctrico durante más de tres kilómetros aproximadamente.

Funcionamiento del coche eléctrico

Dejando de lado los sistemas híbridos, que tienen un complejo funcionamiento al combinar dos tipos de motores tan dispares como el eléctrico y el de combustión, un esquema 100% eléctrico tiene un funcionamiento más bien simple.

Los motores eléctricos se alimentan de baterías que proporcionan energía eléctrica en corriente continua, un inversor incorporado la transforma a corriente alterna, esta pasa por un sistema de bobinas que generan campos magnéticos capaces de mover un rotor dotado de imanes opuestos.

Al decelerar, los motores eléctricos también generan electricidad, en corriente alterna, que de nuevo es transformada a corriente continua para poder recargar la batería y así incrementar la autonomía del vehículo.

Además de unos costes de mantenimiento más bajos, los motores eléctricos tienen otras ventajas, como una entrega de par instantánea, menor ruido de funcionamiento, y por supuesto, no emiten gases contaminantes durante su funcionamiento.

Tipos de cargadores

Debido al dispar arranque que ha tenido el coche eléctrico, que ha pasado desapercibido durante décadas y sin atención por parte de gobiernos y fabricantes, se ha dado una importante variedad de tipos de cargadores, algo similar a lo que ocurre con los teléfonos móviles y que también debe ser corregido progresivamente.

Estos ‘enchufes’ se distinguen principalmente por la potencia y velocidad de carga que permiten. Encontramos cuatro tipos de recarga en función de la potencia, se denominan: básica, semi-rápida, rápida y super-rápida.

Para las dos primeras categorías hay tres tipos de conectores o enchufes extendidos. El primero de ellos es el “schuko”, el enchufe de toda la vida, que permite una potencia de carga muy limitada de tan solo 2,3 kW.

El más extendido en Europa es el ‘Mennekes’, que permite potencias entre 3,7 y 40 kW en función de la toma de corriente. Después encontramos el ‘Yazaki’, con prestaciones similares, pero más popular en Japón.

Para la carga rápida y súper rápida encontramos dos opciones que permiten alcanzar los 150 kW de potencia en carga continua. Este tipo de carga es la que consigue ofrecer menores tiempos y por tanto acerca la versatilidad de la carga del coche eléctrico al repostaje de los vehículos de combustión.

En Europa el conector más extendido para este tipo de carga es el conocido como ‘Combo CCS’, mientras que en Asia y Estados Unidos el más frecuente es el ‘Chademo’. Los vehículos eléctricos con baterías de gran capacidad ya son compatibles con estas tecnologías, que tienen como principal impedimento el alto coste de instalación de los puntos de carga.

Cuántos coches eléctricos se venden en España

En 2019 se comercializasron un total de 12.293 unidades coches 100% eléctricos. Esta cifra es contenida, si tenemos en cuenta que en el pasado año se vendieron 1,2 millones de coches, si bien hay que reconocer que supone un crecimiento del 50% respecto al ejercicio previo.

En cuanto a los híbridos enchufables se comercializaron un total de 7.458 unidades, lo que supone un crecimiento del 31%.

Ofertas de coches eléctricos

De los coches eléctricos a la venta, aquí vamos a seleccionar las ofertas de dos modelos de los más vendidos. Uno de ellos es el Renault ZOE y el otro es el Nissan Leaf.

Ofertas Renault ZOE

Con un PVP mínimo de 25.800 € y un máximo de 35.700 €, el ZOE se sitúa como una de las opciones más acertadas del mercado, y más aún teniendo en cuenta las grandes ofertas de nuestra red de concesionarios.

Configura el acabado y el motor que más te interesen y disfruta de un ahorro medio de hasta 1.936 €.

Motor – Acabado

PVP Ahorro medio carwow*
Intens 80 kW R110 Batería 50kWh Flexi 5dr 25,800 € 1,392 €
Intens 100 kW R135 Batería 50kWh Flexi 5dr 26,300 € 1,424 €
Zen 100 kW R135 Bateria 50kWh Flexi 5dr 27,500 € 1,500 €
Life 80 kW R110 Bateria 40kWh 5dr 31,700 € 2,912 €
Intens 80 kW R110 Batería 50kWh 5dr 34,000 € 1,914 €
Intens 100 kW R135 Batería 50kWh 5dr 34,500 € 1,946 €
Zen 100 kW R135 Bateria 50kWh 5dr 35,700 € 2,022 €

*Precio sujeto a financiación con el concesionario.

Ofertas Nissan Leaf

Con un PVP mínimo de 35.620 € y un máximo de 46.120 €, el Leaf se sitúa como una de las opciones más acertadas del mercado, y más aún teniendo en cuenta las grandes ofertas de nuestra red de concesionarios.

Configura el acabado y el motor que más te interesen y disfruta de un ahorro medio de hasta 4.594 €.

Motor – Acabado

PVP Ahorro medio carwow*
40kWh Acenta 5dr 35,620 € 4,730 €
40kWh N-Connecta 5dr 37,070 € 4,959 €
40kWh Tekna 5dr 39,620 € 5,125 €
62kWh e+ N-Connecta 5dr 43,570 € 4,255 €
62kWh e+ Tekna 5dr 46,120 € 4,421 €

*Precio sujeto a financiación con el concesionario.

Nissan Leaf

Una apuesta eléctrica ideal para la familia
9/10
35.620 € - 46.120 €
PVP
Leer opinión Comparar ofertas

Renault ZOE

El coche eléctrico perfecto para la ciudad
8/10
25.800 € - 35.700 €
PVP
Leer opinión Comparar ofertas